La liga MX está a semanas de regresar y el protocolo de sanidad a seguir por parte de los clubes se ha detallado, indicando el número de elementos que se van a aceptar por partido así como su distribución para el arranque del Apertura 2020, el próximo 24 de julio.

Eb total se dejará ingresar a 300 personas que estarán en tres diferentes zonas bien definidas, las cuales se han descrito como 1, 2 y 3.

“Las medidas de sanidad básica en los estadios también comprenderán que se debe evitar todo tipo de contacto físico, se debe mantener la sana distancia, el lavado de manos constante, uso de gel desinfectante, no tocarse la cara, realizar el estornudo de etiqueta, así como el uso obligatorio de cubrebocas”, detalló la organización.

Asimismo, cada club deberá elaborar un plan de trabajo para el regreso del futbol a su estadio. A partir de eso, se elaborará un Programa de Capacitación para el personal que intervenga por parte del equipo en cuestión.

En primer lugar se deberá sanitizar todas las áreas del estadio, instalar un área médica con personal capacitado, colocar infografías sobre las acciones de sanidad e instalar proveedores sanitarios en los ingresos del estadio.

Los estadios en uso se dividirán en tres zonas y se identificarán así:

Zona 1: Área de estacionamiento de autobuses, vestidores y cancha, donde solamente se permitirá el ingreso de jugadores, cuerpo técnico, oficiales de partido, personal médico, personal de seguridad, baloneros, jardineros, vallas electrónicas, técnico del VAR y personal autorizado de medios de comunicación.

Zona 2: Área de tribunas, palcos para directivos de clubes, cabinas de transmisión de TV y radio, donde sólo se permitirá el ingreso de directivos, comentaristas y personal seguridad.

Zona 3: Área exterior del estadio, donde solo podrá estar la seguridad del estadio y las unidades de la transmisión de la señal de TV y VAR. “Un máximo de 300 personas será permitido en los estadios y sus alrededores al mismo tiempo. Para asegurar este límite específico, todos los grupos deberán reducirse a un mínimo.

Los aficionados por el momento no podrán estar presentes en ninguna de estas zonas, ni tampoco permitirán familiares de jugadores ni directivos. El máximo alrededor de cada zona será de 100 personas y no será posible redistribuirlas en varias zonas.

Con información de Milenio.