El portero de Santos Laguna, Jonathan Orozco, confesó a través de un live en instagram que violó las recomendaciones de la Secretaría de Salud, y realizó una reunión con su familia para su cumpleaños número 34.

En dicha reunión, el capitán de los “Guerreros” contrajo el virus, por lo que aceptó su error y lamentó haber expuesto así a su familia.

“Me siento mal más por mi familia que por mí, por la gente que vive conmigo en mi casa. No me justifico, pero sí entiendo que estas cosas suelen pasar, espero que sea un ejemplo para muchos en el buen sentido, que más que nunca nos tenemos que cuidar”, comentó el arquero.

 

Orozco, al igual que otros siete de sus compañeros, es un portador asintomático, por lo que dijo, se encuentra en buen estado, y que el que lo contagió fue una persona que llegó a su casa, sin que revelara su identidad.

“Siempre es más fácil culpar al que ya lo tiene, al que ya se hizo la prueba y no al que a lo mejor lo trajo, porque yo en ningún momento lo llevé a otro lado, fue algo, no quiero decir alguien, pero fue algo que llegó a mi casa y me contagió el virus. Espero pronto salir de esto, me siento muy bien”, declaró.

Aclaró que ninguno de los jugadores que dieron positivo estuvieron presentes en la reunión de cumpleaños.

I“Acepto que hice la fiesta pero ninguno de mis compañeros estuvo en ella. Yo les recomiendo que se cuiden mucho porque hasta que te toca es cuando ves. Yo no puedo culpar a nadie, solamente se que el virus llegó a mi casa”, indicó Orozco.