Deshielo de glaciar en Noruega revela tesoros de antigua ruta vikinga

292

Este es un hecho agridulce. Pues tiene su lado bueno pero otro no tanto. El derretimiento del hielo en Noruega ha permitido encontrar evidencias de una antigua “carretera” de montaña muy transitada que se utilizó durante la Era Vikinga. Y es que nos deja conocer tesoros, objetos con gran valor histórico, pero a la vez nos alerta de que el calentamiento global generado por nosotros sigue afectando al planeta.

Cerca del glaciar Lendbreen, en Noruega, los arqueólogos han descubierto centenares de artefactos en un antiguo paso de montaña que vivió una época de esplendor hace más de 1000 años.

El aumento progresivo de las temperaturas a nivel global ha provocado el derretimiento del hielo en muchas regiones, entre ellas el de este paso, en el interior de Noruega.

Esto ha desvelado una gran cantidad de tesoros, unos objetos valiosos vikingos en una antigua ruta comercial, utilizada entre los años 300 y 1500 d.C, con máximo esplendor en torno al año 1000, época vikinga, pero que se abandonó por las consecuencias de la peste negra.

Esta época coincidió con un momento en la historia de mucha movilidad, centralización política y comercio creciente, así como de urbanización en el norte de Europa.

Ya en 2011 un grupo de excursionistas encontró una túnica de lana de 1.700 años de antigüedad, pero ahora los hallazgos han aumentado: guantes de punto, zapatos de cuero, trineos, un cuchillo de madera, ruecas y hasta raquetas de nieve adaptadas a caballos.

Esto ha permitido concluir que este paso se usó durante años para transportar todo tipo de productos, desde mantequillas hasta astas de renos, desde Noruega a todos los mercados europeos. En la imagen una raqueta de nieve adaptada a un caballo.

Esta investigación ha sido realizada a gran altitud, ya que este paso está en la sierra de Jotunheimen, donde se encuentran las 29 montañas mas altas de Noruega, entre ellas el pico mas elevado de los Alpes Escandinavos.

Te puede interesar: Avistan a lobo en norte de Francia después de un siglo; se le consideraba extinto

Todos los hallazgos presentan un estado de conservación muy bueno ya que al haber estado ocultos por el hielo han permanecido casi intactos. Esto permitirá recrear como era la vida en esa época en conjunto en la zona.

Habrá que seguir atentos a más descubrimientos de antiguos tesoros en esta zona del mundo o en otras partes. Lo cierto es que aunque objetos valiosos quedan al descubierto y podrná ser estudiados esto se debe al calentamiento global, uno de los tantos problemas que padece el mundo a causa de los seres humanos.

Con información de Espen Finstad/secrets of ice.