Es Tulum un referente de inversión, innovación inmobiliaria y tendencias de coliving

101
Es Tulum un referente de inversión, innovación inmobiliaria y tendencias de coliving
Es Tulum un referente de inversión, innovación inmobiliaria y tendencias de coliving

Tulum, Quintana Roo.-Pese al panorama económico que todavía está en recuperación, inversionistas apuestan por el mercado inmobiliario mexicano, especialmente el de Tulum y Riviera Maya, que están en pleno apogeo en cuanto a inversión, innovación y tendencias como el coliving.

Específicamente en Tulum, destino de gran belleza natural, es un destacado imán para la inversión inmobiliaria y el turismo; además, la pandemia trajo formas de vivir donde coexisten vacacionar y trabajar.

Además llegó una nueva forma de expandir el co-living, una nueva forma de vivienda que surge a partir de la idea y concepto del co-working. Tulum se dirige hacia ese puerto y se refiere a espacios de trabajo compartidos con personas que no necesariamente tienen una relación profesional. El co-living es un lugar donde no solo se comparte un espacio de trabajo, sino también un espacio donde vivir, fomentando tanto la economía compartida como la integración de una comunidad de emprendedores o freelancers.

También aumentan los departamentos tipo “Lock-Off”, que son aquellos que se componen por varias unidades de vivienda solo separadas por una puerta. Estos departamentos normalmente cuentan con 2 unidades (aunque podrían ser más) y cada uno con sus habitaciones propias y con sus servicios básicos, como baño, cocineta, etc.

“Esta modalidad se empieza a hacer presente no solo en destinos europeos de corte urbano sino principalmente en destinos paradisíacos como Tulum. Y si puedes gozar del privilegio del co-living donde tu desees, que mejor que en el jardín de los Mayas, recomendó Edoardo Corda, presidente de Briwell Group y fundador de Briwell Tulum.

También te puede interesar:Tulum está preparado para temporada de huracanes 2021

En la nueva normalidad tanto los emprendedores, profesionistas y freelancers no necesitan más que una computadora y conexión a Internet para cumplir con su trabajo a su ritmo y estilo de vida, viviendo y trabajando en el mismo lugar. Y esto no solo va a tono personal, las empresas (de todo tipo) ya lo han notado. Estas han experimentado a fuerza de una regulación sanitaria el que sus ejecutivos y colaboradores trabajen home-office implicando ahorros enormes en infraestructura, tiempos de traslado, servicios, etc.