GUÍA: Cómo ir al súper sin contagiarse en el intento

Aunque no es necesario ir al supermercado con guantes y mascarilla es importante cambiar algunas costumbres para reducir el riesgo y no estar tan expuestos al contagio de coronavirus.

La contingencia sanitaria en la que se encuentra México y el mundo para reducir contagios de coronavirus, nos obliga solo a salir a comprar lo esencial, aunque en algunos casos donde no es posible todavía faltar al trabajo. Pero ¿cúal es la mejor manera de sentirnos más seguros y protegidos?

Los principales recorridos que vamos a realizar durante la cuarentena será desde nuestro hogar hasta el supermercado, que durante este período indeterminado permanecerán abiertos.

Los expertos apuntan a que debemos reducir las salidas y aprovechar “un solo viaje” para abastecernos con lo necesario pero sin llegar al extremo de las imágenes que hemos visto recientemente en los supermercados. Lo más viable es planificar lo que consumiremos a lo largo de la semana y hacer compras más eficientes.

En el ‘súper’

Lo primero que debemos considerar en el momento de ir a hacer la compra es si tenemos síntomas de coronavirus: fiebre, las dificultades para respirar y tos, lo más razonable es que nos quedemos en casa.

Por lo menos uno o dos familiares deben encabezar la “misión” para realizar las compras, pero tomando en cuenta un horario en el que sepamos está más vacío. Pero si tenemos que ir a una tienda específica debemos entrar de uno en uno y esperar nuestro turno en la puerta, evitando así las aglomeraciones en sitios reducidos.

No es necesario ponernos guantes para tomar las cosas, pero no te toques la cara sin haberte lavado las manos previamente.

Sí usa guantes cuando…

Ponte guantes para elegir la fruta y la verdura y, si estás en una tienda, pide que quien te atiende se los ponga. Recuerda que el que te atiende debe cambiarse los guantes si con ellos toca dinero, superficies o, incluso, su propia mano.

Elabora un plan

Una de las mejores recomendaciones es realizar un menú semanal, para saber qué comprar, y recuerda armarlo bajo la premisa de que comer saludable durante estos días es importante: elijamos productos frescos que duran mucho, como las naranjas, los tomates, las zanahorias o el calabacín, y otros que vengan en conserva o congelados.

Si te es posible evita el dinero en efectivo  y opta por pagar con tarjeta, así se reduce tu riesgo de infección, pero también el del trabajador que te atiende.

Además no utilices carritos de supermercadp porque no es usual que los limpien entre cliente y cliente, por lo que se convierte en un potencial foco de expansión del virus.

Ya en casa

Al llegar a casa con las compras, debemos comprobar que las superficies de nuestra cocina están limpias, lavarnos las manos, sacar los productos y después volver a lavarnos las manos.

La fruta y la verdura debe lavarse con agua a chorro. Si queremos, podemos utilizar desinfectante alimentario.  Aunque el coronavirus no se transmite por la comida, sí hay posible contagio por manipular el alimento de forma incorrecta. Esto es así porque se trata de un virus respiratorio y no digestivo.

1 COMENTARIO

Comments are closed.