Familias son despojadas de su hogar por sicarios armados en Aguililla

14
Aguililla

La violencia avanza y azota con toda su fuerza a Aguililla, ahora los habitantes fueron obligados a abandonar su hogar por sicarios armados.

Aguililla, tierra sin ley

El cura de la región habla de alrededor de 8 mil desplazados, quienes lo dejaron todo debido a que sicarios los escoltaban.

Elizabeth, una de las víctimas, narró que tenía una tienda, cuando dos hombres armados le dieron tan solo 10 minutos para irse o amagaban con soltar disparos.

Enfatizó que “como pudimos, nos salimos. Ni tiempo dieron de pasar a la casa o por una maleta o algo; nos fuimos del pueblo y de Aguililla, pero todavía nos venían siguiendo, nos venían apuntando todo el camino”.

El miedo, la angustia y la presión que ejercían los sujetos mantuvo a Elizabeth estática sin siquiera pensar en denunciar y argumentó; “venían detrás de nosotros; la gente se daba cuenta de todo, pero no podía hacer nada, porque andaban armados”.

Pese a que narra que los hechos venían sucediendo hace varios meses en la región oeste de Michoacán y que la inseguridad iba a la alza, pensó que no llegaría a la puerta de su casa.

Ahora la mujer de 50 años está en Tijuana, buscando albergue, sin dinero y empezando de cero. Confía en que Estados Unidos le brinde albergue y pueda ampararse con sus hermanos radicados en California.

A esta lamentable historia, se suma la de Gabriel, un hombre que fue deslaojado de su hogar por la noche. Cuenta que unos días antes compró un auto, lo que le permitió salir del pueblo en 20 minutos, tiempo que los delincuentes le dieron para huir.

Su familia salió como pudo, no dejaron que tomaran nada y los siguieron durante 2,500 kilómetros en varios automóviles. Para vestirse, alimentarse y conseguir combustible, apelaron a la buena voluntad de los pobladores.

Quienes no corrieron con “suerte”, fueron una pareja de adultos mayores. Debido a que el hombre de avanzada edad no pudo salir del pueblo tan rápido como lo ordenaron, decidieron matarlo y dejar viuda a doña Ernestina de 75 años.

Te puede interesar: Acepta presidente de la Suprema Corte que hay jueces corruptos en México

“La delincuencia organizada quiere imponer el terror en Michoacán. Como ve, son casos de crueldad que sirven de advertencia al resto de la población”, dijo a Excélsior el padre Juan Diego Mendoza, quien arribó de Apatzingán a Tijuana hace dos semanas para ayudar a los michoacanos que huyen de la violencia.