Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, detenido en 2010, reveló a través de una carta entregada a Grupo Reforma, que el expresidente Felipe Calderón y el entonces secretario de Seguridad Pública, Génaro García Luna, querían pactar con el narcotráfico.

“La Barbie” denunció que el primer círculo de la SSP federal recibía pagos del narcotráfico y que “forma parte de la estructura criminal del país”.

Aunque la carta fue entregada el 27 de noviembre pasado, esté miércoles fue publicada por el diario.

Entre las revelaciones de Edgar Valdez, está el hecho de que no está bajo el programa de testigos, que su detención fue una persecución política por parte de Felipe Calderón al negarse a pactar con el ex presidente de México y los demás grupos criminales.

“Calderón quería el acuerdo con todos los cárteles: cártel de Los Zetas, cártel del Golfo, conmigo, cártel de Juárez, con Vicente, Mayo y Chapo (Cártel de Sinaloa), situación por la cual, al no haber respuesta de mi parte y no querer tener nexos con ninguna de las organizaciones criminales, se instauró en mi contra una persecución aguda, al grado de haberme cateado varios domicilios sin una orden legal para ello y de los cuales me robaron dinero, alhajas, automóviles, así como diversas pertenencias”, informa en su texto el narcotraficante.

Asimismo, asegura que diversos funcionarios públicos como el general Mario Arturo Acosta Chaparro y Juan Camilo Mouriño, ex secretario de Gobernación de Felipe Calderón, se reunieron por órdenes del ex presidente, con “Heriberto Lazcano y Miguel Ángel Treviño el Z-40. Tiempo después, Acosta Chaparro y Mouriño se entrevistaron con Arturo Beltrán LeyvaEl Barbas, y también se entrevistó con El Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa”.

También destacó que García Luna recibió “cuando menos desde el año 2002, primero en la AFI y luego en la PFP, dinero de mí, del narcotráfico y la delincuencia organizada, al igual que un grupo selecto integrado por Armando Espinosa de Benito, quien trabajaba con la DEA y me pasaba información.

También te puede interesar: A Jenni Rivera la asesinaron por no acatar las órdenes de “El Chapo Guzmán”

“La Barbie” también explica que fueron estos funcionarios, quienes tuvieron la encomienda de detenerlo en algún operativo, que en realidad la instrucción era matarlo. Agregó que aunque ese día se reportó que no hubo disparos durante su detención, en realidad sí los hubo, pero todo esto fue “tapado” por la Policía Federal.

Finalmente, dijo que aunque esta corporación mostraba detenciones con lo que se había decomisado, en realidad, no era así, sino que todo “se perdía”, por ejemplo; dinero, relojes, vehículos, droga, etc; y que los elementos de la Secretaría de Marina, como del Ejército Mexicano son los más honestos en materia de seguridad.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios