Playa del Carmen, QRoo.-Luego de la colocación de dos sellos de suspensión en su Centro de Atención a Clientes por parte de la Profeco, Aguakan, responde.

Suspensión por dos causas

Como lo informamos previamente en Quinta Fuerza, ayer por la tarde se colocaron dos sellos de suspensión en las oficinas de Aguakan ubicadas en ubicado en Cruz de Servicios de Solidaridad.

Los motivos para tomar tales medidas por parte de la Profeco, declarados en los sellos fueron: Por no acreditar documentalmente la veracidad de su publicidad exhibida y Por no acreditar documentalmente los expedientes del cambio de medidor.

Sobre estos hechos, esta mañana la firma declaró en un comunicado: “Se presentó toda la documentación que acredita el retiro y cambio de medidores, a través de notificaciones previas entregadas a los clientes, pero no fue aceptada como tal”.

El cliente puede solicitar cambios de medidor

La empresa dijo que “cuando un medidor se encuentra dañado, el cliente puede solicitar un cambio o Aguakan, tras enviar una carta al cliente y mostrar su orden de trabajo, puede realizarlo con base en el artículo 96 de la Ley de Agua Potable y Alcantarillado de Quintana Roo“.
Los aparatos medidores solo podrán ser instalados por el personal del Organismo Operador previa la verificación de su correcto funcionamiento y retirados por el mismo personal, cuando hayan sufrido daños, funcionen defectuosamente o exista cualquier otra causa justificada que amerite su retiro”, citó Aguakan, de la referida Ley.
La compañía concesionaria en suministro de agua en este municipio, también citó al artículo 10 de la Ley de Cuotas y Tarifas del Estado de Quintana Roo: “Los prestadores de servicio promoverán sistemáticamente la instalación de aparatos medidores para la verificación del consumo de agua potable y uso del alcantarillado, debiendo llevar a cabo un programa permanente de instalación de aparatos medidores y realizar una campaña de difusión sobre la conveniencia del servicio medido.

Sobre la suspensión por publicidad fuera de la Ley

Finalmente, Aguakán también  excusó por la publicidad presente en sus Centros de Atención a Clientes: “Ésta ha sido colocada sólo como referencia para recordar a los clientes, con ejemplos cotidianos, el costo por los servicios de agua potable, drenaje y saneamiento. Claramente, el precio de los productos referidos varía de acuerdo a la marca, punto de venta, promociones existentes, etcétera”.

Falta comprobar lo declarado

Pese a que Aguakan (la empresa con más quejas de consumidores solidarenses en la Profeco), asegura que ha trabajado desde inicio de sus operaciones con estricto apego a la ley, aún falta que compruebe lo requerido por la Procuraduría Federal del Consumidor.
Pues según informó ayer la Subdelegada de la Profeco en Playa del Carmen Marisol Huitrón, los sellos fueron colocados por “no exhibir a los consumidores el monto total a pagar en la tarifa doméstica (no incluir el IVA). No exhibir el costo de los recargos de las mensualidades vencidas. No acreditar documentalmente la veracidad de su publicidad exhibida y no acreditar documentalmente los expedientes del cambio de medidores”.
De no demostrar su apego a la Ley, Aguakan podría ser sancionada con una multa de hasta 3.5 millones de pesos según la Ley Federal de Protección al Consumidor.
r