Necesitamos empezar a reaccionar. Trump es el problema más serio que tiene México: Castañeda

33

Entrevista con Jorge G. Castañeda

Necesitamos empezar a reaccionar. Trump es el problema más serio que tiene México: Jorge Castañeda

 

Por Abraham Gorostieta

 

La voz de Jorge Castañeda suena severa. Se le escucha preocupado. Las elecciones de Estados Unidos para elegir presidente lo tienen así. Consciente del reto que es Donald Trump, presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, el intelectual mexicano sale a la defensa de los paisanos. Se encuentra muy activo últimamente, más de lo de costumbre, publica artículos en The New York Times, en El País, concede entrevista a medios nacionales e internacionales como el Financial Times, escribe su columna en el diario El Financiero, está en Estados Unidos, y en todos lados advierte para los mexicanos: “Donald Trump es algo muy grave que le pasará a México”.

El excanciller del gobierno de Vicente Fox es leído, así lo podemos atestiguar en el reciente y colérico artículo “Mexican Politician: Sabotage Trump’s Border Plans” de Ildefonso Ortiz, jefe de estrategia de Donald Trump. A los estadounidenses no les gusta que Castañeda sea tan activo.

Pero, ¿Qué fue lo que pasó en las recientes elecciones presidenciales norteamericanas en donde resultó electo el magnate Donald Trump?, se le pregunta al exsecretario de Relaciones Exteriores.

“Pasó algo muy grave, y van a pasar cosas muy graves y peores –responde si titubeos-, pensar que no, sólo porque los discursos de Obama, Hillary Clinton y Donald Trump son cordiales es pensar muy ingenuamente”, advierte y enseguida prosigue: “hay profundas diferencias, hay un problema enorme que no estamos sabiendo dimensionar ni entender. Donald Trump es una cosa que nunca habíamos visto en La Casa Blanca”.

Jorge Castañeda fue uno de los pocos analistas, sino que el único que no vaciló en advertir sobre los riesgos de que Donald Trump resultara electo. Sin embargo, durante el último año y medio desde medios tan importantes como CNN o BBC descartaban al magnate como un contendiente serio. El Huffington Post se atrevió a escribir que para sus editores, Donald Trump nunca estaría en las secciones de “Política” o “Internacionales”, sino en “Espectáculos, donde deberían estar todas las payasadas de este señor”. Pero los números no cuadraron, los medios, analistas y encuestas se equivocaron. Don Jorge, ¿los periodistas tomamos a Trump a la ligera?, se le pregunta al autor de La Herencia, libro imprescindible para entender la sucesión presidencial en México.

Hace una pausa, y enseguida el también político responde: “Aquí hay materia para mucho análisis. Se tiene que hacer mucha chamba en ese tema, en el tema del voto escondido, en el tema de las encuestas, en el tema de voto rural, el tema de los latinos que no sabemos muy bien porque no salieron a votar y que además de eso ¿por qué uno de cada tres voto por Donald Trump?, (no alcanzan los votos de los cubanos para explicarnos eso en su totalidad), y en el tema de ver, leer y escuchar a todos los analistas y encuestadores y periodistas que salen todos los días a darnos las noticias y los reportes y que vemos que están desconectados del Estados Unidos profundo y real, del Estados Unidos de a pie. No tienen esa conexión por ejemplo con la gente de esos cuatro estados que fueron decisivos, por ejemplo, Pensilvania, Ohio, Michigan o Wisconsin, estados que han sido severamente afectados por el tratado de libre comercio del norte, por el ingreso de China a la Organización Internacional de Comercio, por los otros tratados de libre comercio de los Estados Unidos, es decir, esos estados que son demócratas, que siempre han votado por el partido Demócrata en EUA, pues todos se fueron con Donald Trump, pero claro, los medios de comunicación (en su gran mayoría), las universidades, los especialistas, son todos pro-tratados- de-libre-comercio. No te vas a encontrar con un economista serio que no sea pro-libre-comercio”.

 

El escenario no pinta bien para nuestro país, escucharlo a usted advertir los riesgos que vienen es muy preocupante. ¿Qué puede esperar México en este escenario? La CNN calificó la elección de Trump como algo insólito y dice que México se encuentra al filo.

Lo peor. Primero, no volvamos a cometer el mismo error que muchos políticos, colegas, y analistas cometieron –y yo mismo cometí en la última semana de las elecciones en Estados Unidos-, desde hace un año y medio nadie tomó en serio a Donald Trump, subestimándolo, estigmatizándolo sistemáticamente, lo tiraron “de a loco”, de payaso, decían que nada iba a suceder, “no va a ser el candidato, no va a ganar la candidatura republicana, no va a ser presidente”. Y ya desde su elección, ahora dicen “que no va a hacer nada de lo que prometió, nada de lo que dijo”. Esto es un error, garrafal error. López Obrador ya empezó y lo está diciendo: “no pasa nada, no van a suceder las cosas que prometió”. En primer lugar tiene un fervor, una dedicación y una intensidad de sentimientos por parte de sus seguidores que hace mucho no veíamos, segundo tiene ambas cámaras, tercero va a tener una mayoría en la Suprema Corte de Estados Unidos porque le toca a él, ya como presidente designar al noveno miembro del desempate, entonces tiene con que, tiene seguidores que le exigen que cumpla sus promesas de campaña y tiene perfectamente la posibilidad de hacer las cosas: el muro, las deportaciones, reabrir o revisar los acuerdos de libre comercio con México.

Entonces esta idea de que no va a pasar nada, de que no nos preocupemos, que es un problema de volatilidad en los mercados financieros, y que por lo tanto ya pasó el problema pues no es cierto. No paso ni ha pasado. Es terriblemente preocupante tener esta actitud. A partir de que asumamos de qué sí paso algo muy grave, entonces podemos empezar a tratar de entender por qué y luego ver que hacemos como sociedad y como gobierno para responder a un reto que nunca hemos enfrentado en la historia moderna del país. Es decir, nunca había habido un presidente de los Estados Unidos que hizo campaña directa y reiteradamente contra los intereses nacionales de México en los estados Unidos. Punto.

 

¿Qué reacciones esperaríamos por parte del gobierno de México que desde su punto de vista sean las necesarias?

El presidente Peña Nieto ya dio un discurso pero no es suficiente. Yo espero un discurso, una postura del presidente Peña Nieto al país, que tenga por lo menos tres partes: a) una explicación de qué pasó; b) una explicación de cuál puede ser el peligro para México o la amenaza; y c) que puede hacer el gobierno por un lado y la sociedad por el otro.

Hay muchas cosas que además de esto debe hacer el gobierno. Muchas cosas, por ejemplo, el Presidente Peña Nieto necesita pedirle a los partidos en las Cámaras que se aumente de manera considerable el presupuesto para la Secretaría de Relaciones Exteriores para fortalecer a los consulados en las semanas que vienen con más personal, más horas de trabajo, más abogados contratados, más acceso a medios de comunicación y universidades que salgan a buscar a los paisanos, a los compatriotas, pero sobretodo a los que no tienen papeles y le ofrezcan ayuda si tienen problemas, y esto es hablar de que se necesita invertir mucha lana. Mucha.

Otra, armar un equipo de todos nuestros negociadores de los últimos 20 años de los Acuerdos de Libre Comercio para que estén unidos para que trabajen juntos y comiencen a reaccionar rápidamente a cada medida, acción o actitud que adopte Trump, en los paneles ad hoc de Libre Comercio, en los paneles de disputa de la ONU en Ginebra, en los tribunales norteamericanos si es que es pertinente y en la opinión publica en los Estados Unidos. La clave de todo esto es partir que este problema es muy urgente. No hay nada bueno para México en esto, no significa que no haya cosas malas para otros países pero es muy importante entender de donde viene esta reacción del electorado en Estados Unidos.

 

Hay más dudas y más preguntas que respuestas don Jorge, lo cierto es que estamos ante un aire de incertidumbre.

El gobierno debe hacerle saber a los paisanos que México está preparado para recibirlos no sólo con los brazos abiertos sino con todo lo que ello implica, que los esperamos con las carteras abiertas y con los presupuestos abiertos.

 

La entrevista concluye, Jorge Castañeda está muy activo y como nunca está sacando esa veta de político-intelectual-canciller que lo caracteriza. El futuro de las relaciones México Estados Unidos es incierto. No hay dudas.

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here