Cada año cientos de perros quedan abandonados a sus suerte en la Basílica de Guadalupe después del 12 de diciembre tras la visita de más de 10 millones de feligreses.

El 12 de diciembre la Basílica de Guadalupe ubicado al pie del Cerro del Tepeyac en la Ciudad de México recibe miles de feligreses que expresan su amor y honrar a la madre de Jesús.

Todo estaría bien, sin embargo, en su paso por la Basílica de Guadalupe, los peregrinos dejan aproximadamente 497 toneladas de basura y aproximadamente más de 200 perros abandonados a su suerte.

“Los perros difícilmente encontrarán el camino de vuelta y terminarán muriendo de hambre, sed o serán atropellados en algunas avenidas cercanas”, aseguró una diputada de Morena que busca crear un proyecto para concientizar a los peregrinos y a las autoridades sobre el abandono de las mascotas después del 12 de diciembre.

Las organizaciones protectoras de animales revelan que elementos del antirrábico llegan a la Basílica de Guadalupe para recoger a las mascotas abandonadas por los peregrinos.

Así que los días 13 de diciembre, generalmente acuden recogen a los perros abandonados y los llevan a sacrificar.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

1 COMENTARIO

Comments are closed.