El papa Francisco levantó las reglas de secreto pontificio que rigen los casos de abusos sexuales y de ahora en adelante se darán a conocer, anunció el Vaticano este martes.

La medida permitirá a la Iglesia entregar documentos relacionados con casos de abuso sexual a las autoridades civiles. Las ramas de la Iglesia católica ya lo hacen en muchos países, pero la práctica no es universal.

Antes los líderes eclesiásticos debían proteger la información en casos de abusos para garantizar su “seguridad, integridad y condencialidad”, señaló el pontífice en un nuevo documento. Sin embargo, el “secreto pontificio” ya no se aplica a las acusaciones, juicios y decisiones tomadas dentro del derecho canónico de la Iglesia católica en casos de abusos.

Abolir lo que se llama el “secreto pontificio” también permitirá a las víctimas ser informadas del resultado de sus casos en el Vaticano.

La declaración especial del Papa, llamada “Rescripto”, no cambia las reglas de privacidad en torno a la denuncia de abusos sexuales o juicios vaticanos de presuntos abusadores.

Las nuevas normas son una nueva enmienda al derecho canónico, un código legal que detalla la justicia eclesiástica para delitos contra la fe. En este caso, los cambios afectan a los abusos sexuales a menores o personas vulnerables cometidos por sacerdotes, obispos o cardenales. El peor castigo que puede recibir un sacerdote dentro de este sistema es ser expulsado del clero.

El Vaticano se ha visto bajo una creciente presión para reformar sus procedimientos internos y cooperar más con las autoridades. En los últimos años, su resistencia en ese sentido ha derivado en redadas policiales sin precedentes en sedes diocesanas de lugares tan distantes como Bélgica, Texas y Chile.

Con información de CNN y El Universal

DEJA UN COMENTARIO

comentarios