Más de 60 marcas de alimento para bebé contienen arsénico

140

La asociación civil Healthy Babies Bright Futures (HBBF), que tiene como objetivo reducir la exposición de los bebés a productos químicos altamente tóxicos, recientemente probó 170 alimentos para bebé en busca de metales pesados como plomo, arsénico, cadmio y mercurio.

Lo que encontró fue que 95% de las muestras analizadas contenían dichos metales, y una cuarta parte de los alimentos analizados contenían los cuatro químicos en un mismo producto. El informe fue publicado el 17 de octubre.

Dicha situación es preocupante pues las vías metabólicas de los bebés no han creado inmunidad, lo que los hace vulnerables a contraer enfermedades de alto riesgo por los productos químicos tóxicos.

El reporte señala que en concentraciones suficientemente altas, estas sustancias químicas podrían tener efectos perjudiciales en el desarrollo del cerebro de un niño, incluido su coeficiente intelectual.

Sin embargo, la Administración de Drogas y Alimentos de los EU (FDA por sus siglas en inglés) no ha establecido límites de seguridad para los alimentos de bebés, los cuales se sabe contienen metales pesados, algunos productos son: fórmulas infantiles, cereales, y frutas y verduras enlatadas. Incluso grupos ambientalistas han encontrado concentraciones químicas que exceden el umbral de la FDA.

El informe encontró altos niveles de arsénico en los cereales a base de arroz.

Las pruebas se realizaron en 14 áreas metropolitanas de los Estados Unidos entre 2014 y 2017, en alimentos que provenían de más de 60 marcas y 17 minoristas diferentes, incluidos supermercados.

De todos los alimentos para bebés analizados, los que estaban elaborados a base de arroz tenían concentraciones más altas de metales pesados.

Entre estos alimentos, el estudio arrojó que el arsénico era el “metal tóxico primario de preocupación”, y a los cereales a base de arroz como “la principal fuente de arsénico en las dietas de los bebés”.

También te puede interesar: ¡Un “bebé fantasma” duerme con su hijo y se hace viral!

El arsénico se forma naturalmente en la corteza terrestre. La exposición al compuesto se ha relacionado con problemas de desarrollo cerebral en los niños, incluida una función motora más lenta, memoria disminuida y coeficiente intelectual igualmente bajo.

También puede provocar defectos de nacimiento y un mayor riesgo de contraer cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas.