Cada 6 de febrero se celebra el Día de la Tolerancia Cero de la MGF o Mutilación Genital Femenina, debido a que de acuerdo con la ONU es una práctica ilegal y que atenta con la salud de las mujeres.

Pero, ¿Qué es la Mutilación Genital Femenina?

La MGF es un procedimiento en el que se suelen someter a niñas y adolescentes en el que los tejidos de los órganos genitales son deliberadamente cortados, lesionados o eliminados parcial o totalmente.

De acuerdo a la BBC con frecuencia implica la extirpación de los labios vaginales y la Organización Mundial de la Salud la describe como “cualquier procedimiento que lastima los órganos genitales femeninos por razones que no son médicas“.

La Organización de las Naciones Unidas en sus cifras informa que una de cada 20 niñas y mujeres han sufrido algún tipo de mutilación genital femenina (MGF).

Lo que significa que 200 millones de mujeres en la actualidad han sido sometidas a algún tipo de corte, cambio o eliminación de la parte externa de sus genitales.

Por ello la ONU ha hecho un llamado para acabar con está práctica también conocida como ablación genital, con el Día de la Tolerancia Cero de la MGF.

Además de que las mujeres sufren al ser mutiladas física y psicológicamente desde su infancia, adolescencia e incluso cuando aún son bebés en algunos casos, no es beneficiosa para la salud, y sí  causa periodos irregulares, problemas de vejiga de por vida y recurrentes infecciones; por si fuera poco, al momento de dar a luz se debe hacer a través de cesárea.

En muchos casos se realiza contra la voluntad de las niñas y las mujeres, pues se usa la fuerza.

Para Omnia Ibrahim, una bloguera y cineasta egipcia, víctima del MGF, esto te convierte en “un cubo de hielo. No sientes; no amas, no tienes deseo”, indica.

“Me enseñaron que un cuerpo significa sexualidad y que la sexualidad es un pecado. Para mi mente, mi cuerpo se había convertido en una maldición”, agregó.

Aunque la MG es ilegal en muchos países, aún se práctica de forma regular en algunas partes de África, Asia y el Medio Oriente, y en otras partes del mundo donde viven comunidades de inmigrantes que proceden de países donde la MGF es común.

Incluso se han llegado a registrar casos en las zonas rurales de Colombia, Estados Unidos y Reino Unido, también en Europa y el norte de América, Australia y algunas partes de Sudamérica.

Las siguientes imágenes pueden resultar perturbadoras.

Hay 4 tipos de MGF

Tipo 1: Clitoridectomía: es la eliminación total o parcial del clítoris y la piel que lo rodea.

Tipo 2: Escisión: la eliminación parcial o total del clítoris y de los labios menores o pliegues internos de la piel que rodean la vagina.

Tipo 3: Infibulación: corte o recolocación de los labios menores y mayores, que son los pliegues externos que rodean a la vagina. Esto incluye con frecuencia el estrechamiento de la abertura vaginal.

 

Esta práctica no solamente es extremadamente dolorosa y angustiante, sino que conlleva un riesgo permanente de contraer infecciones.

La reducción de la abertura de la vagina deja a las mujeres con un orificio muy pequeño por el que debe pasar el flujo menstrual y la orina.

De hecho. la abertura puede llegar a ser tan pequeña que necesita que se corte para que se pueda producir el coito o cuando la mujer dará a luz, lo cual con frecuencia acarrea complicaciones que pueden hacerle daño tanto a la madre como el bebé.

Tipo 4: Este cubre procedimientos como la perforación, incisión, raspado y cauterización del clítoris o el área genital.

¿Por qué sucede?

Según informa la BBC, los argumentos más comunes para cometer la MGF se deben a diferentes aspectos sociales, como la aceptación social, ideas erróneas sobre higiene, una forma de conservar la virginidad, para hacer que la mujer se case más fácilmente y aumentar el placer sexual del hombre.

En algunas culturas, la MGF es considerada como un rito de transición hacia la vida adulta y un prerrequisito matrimonial.

Aunque no existen ventajas higiénicas o beneficios para las mujeres que son mutiladas, las comunidades que practican ese procedimiento creen que las vaginas de las mujeres necesitan ser cortadas y las mujeres que no se sometan al procedimiento no se les considerará saludables, limpias o incluso valiosas.

También te puede interesar: ‘Cristo gay’ la nueva película de Netflix que está generando polémica

Con frecuencia son sometidas en contra de su voluntad y profesionales médicos en todo el mundo creen que es una forma de violencia contra las mujeres y una violación a los derechos humanos. Y cuando es infligida a menores de edad es un tipo de abuso infantil también.

1 COMENTARIO

Comments are closed.