Temas de diversidad sexual y de género se han logrado colocado en el foco de la controversia pública y cada vez con mayor frecuencia, lo que resulta saludable para una sociedad que pretende ser abierta bajo un ambiente de respeto.

Aunque muchas personas aún consideran innecesario brindar algunos derechos fundamentales, como el matrimonio o la posibilidad de adoptar y se ven reflejadas, en las manifestaciones que grupos conservadores. Un ejemplo de hace tiempo fue cuando el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto, proponía la legalización de las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo.

La más reciente expresión homofobia se hizo presente con la exhibición de una obra pictórica que muestra al héroe nacional de México, Emiliano Zapata, desde una interpretación LGBT, la cual fue elaborada por el creativo Fabián Chairez y colocada en una exposición temporal el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

Pero el colmo fue la irrupción de decenas de personas a las instalaciones de este espacio museográfico dispuestas a destruir la obra. El altercado provocó que algunos integrantes de la comunidad LGBT fueran golpeados y maltratados por la muchedumbre.

Cristo ‘gay’

The first temptation of Christ es una comedia que hace burla de otra producción que habla del personaje religioso, The last temptation of Christ, del realizador Martin Scorsese y es que desde el lanzamiento de la comedia, ya ha hecho eco en diversos grupos religiosos.

En el tráiler del filme aparece el personaje de Jesucristo llegando a casa con su familia para su cumpleaños. Cristo es acompañado por otro hombre, al que presentaría como su pareja. Estas imágenes y la temática de la película son las que habrían causado molestia.

Jesús, interpretado por Gregory Duvivier, regresa a casa después de haber estado en el desierto, y en una de las escenas, presenta a su familia a su novio Orlando, a quien da vida el actor Fabio Porchat.

El enfado de los creyentes ha llegado al grado de realizar una petición a través del sitio Change.org con más de 180 mil firmas para que Netflix retire la producción de su menú.

Aunque durante siglos religiosos han castigado y segregado a los grupos que no poseen una orientación heterosexual, los ha invisibilizado, torturado, encarcelado, perseguido y asesinado de manera sistemática a través de los tiempos y en amplias regiones alrededor del mundo, por lo que su petición resulta predecible por su comportamiento intolerante.

Sin embargo la libertad de expresión debe ser garantizada para todos y debe ir más allá de dogmas religiosos, en un marco de respeto y en el cual no se denigre la dignidad de ningún ser humano.

Con información de Merca2.0

DEJA UN COMENTARIO

comentarios