Chetumal.- Un derechohabiente pensionado del Instituto Mexicano del Seguro Social y quien padece diabetes denunció que no le han surtido diversas recetas desde hace tiempo.

Debido a ello, protestó pegándose al cuerpo dichos documentos. Opina además que esto es parte de una venganza del mismo personal, al que acusó de vender los medicamentos.

“Ayer me toco mi insulina y de nuevo me la negaron, por lo que, si me llega a pasar algo, hago responsable al delegado, a quien ya fui a ver cuatro veces y hasta ahora no lo conozco; y pedí hablar con el director y atiende a todos menos al enfermo”, expuso en entrevista José Manuel Salgado Valencia.

Relató que, debido a un accidente, dejó de laborar hace dos años, pero que su pensión es apenas de la cuarta parte de lo que debería ser. Y encima de ello, no le quieren dar los medicamentos que requiere, tanto para el dolor como para la diabetes.

“Tengo una pensión del 25% del salario mínimo son 26 pesos diarios; me dan el 25 por ciento porque dicen que puedo trabajar; ellos dicen, pero ya tengo 60 años; les dije que me consiguieran trabajo”, indicó.

Respecto a por qué decidió protestar en el Congreso, dijo que fue por recomendación de un amigo suyo que le dijo que ahí estaban todos los periodistas, pero no sabía que ya no había ningún diputado.

Lamenta el desabasto de medicinas que afecta a los niños, haciendo referencia a la protesta efectuada por los padres de los mismos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México hace unos días.

“Se están muriendo los niños; igual si yo me muero no se pierde nada, pero al menos voy a luchar y que la gente sepa; aquí hablas en Chetumal y te matan”, finalizó quien ha sido derechohabiente del IMSS desde 1975.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

1 COMENTARIO

Comments are closed.