Hermosos lugares en México para aislarte del mundo y disfrutar de la naturaleza

43

Una vez que el semáforo epidemiológico lo permita, date la oportunidad de dormir en una hamaca en las alturas, de disfrutar una playa casi solo para ti o de internarte en un bosque precioso para conectar con la naturaleza. 

Estas opciones de viaje te fascinarán, tanto que desearás aislarte del mundo en uno de estos rincones extraordinarios de México, cuando el semáforo epidemiológico lo permita.

Conecta con la naturaleza y recargar energía en estos hermosos lugares apartados de las grande urbes, ya sea en la playa, la montaña o en la selva encontrarás la sana distancia y ese refugio de paz que necesitas. ¡Disfrútalo!

¡Disfruta de una playa casi solo para ti!

Esta franja de tierra situada entre la costa del Pacífico y un frondoso estero con manglares es el hogar de la comunidad Ponte Duro, lugar donde un grupo de pescadores se organizó para proteger esta área natural y creó el proyecto turístico El Madresal en Chiapas.

Por tratarse de un destino poco conocido, la playa de azul intenso es casi solo para ti, además durante los meses de septiembre a diciembre puedes liberar ejemplares de tortuga golfina.

Mientras que el manglar es un santuario natural de cocodrilos, y, durante un recorrido en lancha, no es para nada raro observar aves como el águila pescadora.

El Madresal cuenta con 10 habitaciones dobles de estilo rústico, con techo de palma, terraza privada con hamaca, ideal para observar el cielo estrellado. Mientras que el restaurante local sirve productos recién sacados del mar y el estero, cocinados a la leña.

El platillo típico es el pescado divorciado: un robalo o lisa con una mitad preparada en chipotle y la otra al natural. Este hermoso paraíso se encuentra a una hora de Tonalá y a tres desde Tuxtla Gutiérrez en auto.

¡Adéntrate a las profundidades del bosque!

Jalcomulco es uno de los mejores destinos en México para practicar rafting, el cual consiste en desafiar los rápidos de un río a bordo de una balsa inflable.

También es la sede de México Verde, un resort de estilo safari inglés, que cuenta con dos tipos de hospedaje. El primero, para viajeros más aventureros, consiste en amplias tiendas de campaña con cama que comparten entre todas dos módulos de baños. El segundo un conjunto de suites más lujosas, con baño privado y terraza amueblada.

El cañonismo es una de las actividades más atractivas del resort, con caminatas, saltos a pozas naturales y rappel en secciones de hasta 25 metros de altura.

Si nunca has hecho rafting puedes recorrer la sección Antigua del río, con rápidos amigables para principiantes durante los meses de julio a octubre. La sección Pescados, más emocionante, está disponible todo el año. Ambas expediciones duran entre tres y cuatro horas.

¡Vive la experiencia del glamping en medio de la selva!

En el punto más aislado de Tulum, a 20 minutos al sur de la zona hotelera, hay un conjunto de tiendas de campaña inmersas en la selva. El concepto de este glamping es estar en contacto con la naturaleza sin sacrificar las comodidades y el lujo.

Cada tienda en Nativus Tulum dispone de amenidades ecológicas y un baño privado; la ducha tipo caída de lluvia está al aire libre. Afuera de las tiendas, un estrecho sendero de madera rodeado de manglares te conduce hasta un gran cenote a cielo abierto con un muelle privado. Se permite nadar, navegar en kayak y practicar paddle board.

Y a cinco kilómetros se localiza la Reserva de la Biósfera Sian Ka’an, un paraíso natural que puedes disfrutar en variedad de tours con comunidades locales.

¡Disfruta de la Suiza mexicana!

Debido a sus densos bosques, su atmósfera y clima de montaña, el Pueblo Mágico de Mazamitla, a dos horas de Guadalajara, es apodado “la Suiza mexicana”. En parte, se ha ganado esa fama gracias a sus complejos de cabañas que representan un escape del estrés.

Monteverde es uno de los más solicitados, pues todas sus cabañas ofrecen vistas a la naturaleza y terraza. Sin importar su capacidad, que va de dos a ocho personas, están equipadas con cocina, sala y chimenea.

Aquí destaca el recorrido panorámico en vehículos abiertos, hasta la cima del Cerro del Tigre. Te recomendamos hacer la ruta de 13 tirolesas en la sierra y la de puentes colgantes con diferentes grados de dificultad.

¡Duerme en una hamaca suspendida a 30 metros de altura!

Esta será tu cama por una noche e incluye una vista magnífica del cielo estrellado y una panorámica donde el semidesierto y el bosque se encuentran. Este se llama SkyDream y es la máxima atracción de El Salto, un centro ecoturístico en el municipio de Tierra Blanca, Guanajuato.

La región alcanza temperaturas bajo cero, así que te prestarán un sleeping bag muy calientito. Pero si no crees aguantar la noche colgado de un cable, acostado en una hamaca, y sin poder bajar para ir al baño, cuentas con alternativa de pasar solo un par de horas en el SkyDream y hospedarte en una habitación aparte.

Otra actividad súper increíble del centro vacacional es el vuelo en parapente. También se dan cursos breves de descenso a rappel en alturas de seis a 60 metros.