La playa más pequeña de México se esconde entre la selva y es maravillosa

Con aguas cristalinas, selva y clima tropical hacen de este paraíso ubicado en la playa más pequeña de México, un sitio que debes visitar en tu próximo viaje. ¿Sabes cuál es?

Un lugara maravilloso te encontrarás al visitar la playa más pequeña de México, ubicada en las costas del Pacífico. ¿Ya adivinaste?

Hablamos de Colomitos, y está ubicada en el litoral del estado de Jalisco, al sur de la Bahía de Banderas, muy cerca de Puerto Vallarta.

¿Realmente es la más pequeña?

Sí, calificarla como la más chica no es exageración si se toma en cuenta que su tamaño abarca únicamente 30 metros.

De hecho, desde el aire, su geografía se asemeja a una minúscula bahía triangular, de forma que la punta es la que contiene la arena y lo demás son montículos llenos de rocas y vegetación.

Al acercarte a Colomitos, ya sea por mar o tierra quedarás fascinado por increíble paisaje, arena dorada y aguas color turquesa, que son sumamente cristalinas y parecieran sacadas de un sueño.

Echarte un chapuzón es obligatorio, porque tendrás la oportunidad de disfrutar de sus cálidas aguas y ver gran variedad de especies acuáticas exóticas, como el pez globo, damiselas y morenas, entre otros.

Luego, tras un día lleno de aventura, no dejes de visitar el restaurante local que ofrece platillos típicos como pescado zarandeado y la Ricilla, una bebida prehispánica de destilado de raíz de agave.

¿Cómo llegar?

Hay dos formas de llegar: la primera es tomando una lancha desde Boca de Tomatlán, ahí numerosos taxis acuáticos salen con destino a otras playas como Ánimas, Quimixto, Majahuitas y Yelapa, en su recorrido también llegan a Colomitos.

La segunda está destinada para los visitantes más aventureros y amantes de los deportes extremos. La aventura inicia desde boca Tomatlán, desde donde los que se animan inician una caminata a través de la selva que dura alrededor de 40 minutos, en una experiencia inigualable, por el camino se cruzan toda clase de plantas exóticas, iguanas, zorros, mapaches, zorrillos y cangrejos, entre otras especies típicas de la región.