Ministros reciben gratis boletos VIP para fútbol, conciertos, spa’s, viajes privados, hoteles y más

Ministros

Los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tienen a su disposición una oficina donde reciben gratis boletos VIP para fútbol, conciertos, spa’s, viajes privados, hoteles y más.

En esta oficina, los Ministros pueden solicitar todo tipo de bienes, servicios y lujos de manera gratuita.

Ministros reciben gratis boletos VIP para fútbol, conciertos, spa’s, viajes privados, hoteles y más

El único requisito es enviar una solicitud por escrito, para que esta oficina consiga todo lo que el funcionario desee.

Entre las peticiones más recurrentes se incluyen visitas a spa’s, masajes, boletos VIP de espectáculos demandados como finales de fútbol, conciertos, espectáculos en Bellas Artes e, incluso, espectáculos VIP en cualquier parte del mundo.

El colmo es que los Ministros de la SCJN utilizan este “servicio gratuito”, no sólo para ellos y sus familias, sino que también lo usan para amigos, compadres y relaciones públicas.

Más detalles de las peticiones

Se tiene el registro que uno de los Ministros solicitó hace algunos meses un vuelo privado a Nueva York para 6 personas, hospedaje en un lujoso hotel de “la Gran manzana” y boletos VIP para una de las obras más cotizadas de Broadway.

Otro de los Ministros es un asistente asiduo a uno de los spa’s más lujosos de la CDMX, ubicado en Polanco. El funcionario va cada 15 días y las visitas rondan los 5 mil pesos.

Lo que más solicitan los integrantes de la Suprema Corte son boletos a conciertos, espectáculos deportivos y artísticos.

La oficina encargada de conseguir los mejores lugares VIP de cada uno de estos espectáculos, no tiene costo para los Ministros; y, por si fuera poco, no tienen límite en el número de boletos que pueden recibir.

También te puede interesar: Suprema Corte anula Ley de Seguridad Interior

Cabe señalar que apenas ayer, el presidente de la República declaró que el salario que llegan a percibir los Ministros, entre sueldo y prestaciones, llega a ser “exagerado y ofensivo”.