Mueren 5 pacientes de Covid-19 por apagón de 3 días en hospital; respiradores se apagaron

Durante tres días, el el Hospital General de Tijuana se quedó sin energía eléctrica, como consecuencia médicos señalan que fallecieron cinco pacientes que estaban internados por Covid-19 y estaban asistidos por ventiladores

El apagón se registró del viernes 23 de octubre al domingo 25 del mismo mes, en el Hospital General de Tijuana, donde fallecieron cinco pacientes que estaban internados por Covid-19, donde los ventiladores se apagaron y los pacientes tuvieron complicaciones para respirar por si mismos.

Dos de ellos murieron al irse la energía eléctrica, mientras que los otros tres fueron trasladados a un área que funcionaba debido a la planta de luz, aunque también fallecieron.

Sin embargo, personal del hospital aseguró que la planta de luz no tuvo la capacidad suficiente para proveer de energía eléctrica a la totalidad del edificio, y en las partes donde sí funcionaba, era a baja potencia.

“Hay áreas del hospital, que son muy oscuras y no se veía nada sin luz, y ahí hay pacientes”, dijo un médico y agregó: “No hay elevadores, no puedes mover pacientes, no puedes dar altas, no puedes bajar un paciente a rayos x, mover la comida y el agua se complica”, aseguró personal del Hospital

El apagón fue atendido hasta el domingo 25 de octubre por CFE

El domingo todo el día estuvieron sin luz, y el servicio de energía se reestableció hasta el lunes 26 a las 11 de la mañana. Explicaron que personal de la Comisión Federal de Electricidad llegó a revisar el área hasta el domingo 25 de octubre.

Aunque médicos del Hospital se encontraron el lunes 26 con cuerpos de los fallecidos a causa del apagón, porque sus restos no pudieron ser trasladados debido a que tampoco funcionaban los elevadores, estos necesarios para transportarlos al área forense del Hospital.

Esos días sin energía eléctrica, había 30 camas ocupadas con pacientes Covid-19, de las cuáles 12 no tenían luz. Mientras que había intubados 19 pacientes y fallecieron 5.

La falta de energía eléctrica complicó atención a pacientes del Hospital General, entorpeció y atrasó los trabajos. De hecho como consecuencia del apagón se descompuso el gasómetro y el equipo de laboratorios, por lo que no tuvieron servicio de análisis clínicos.

Aún desconocen la causa del apagón, los médicos consultados suponen que se trató de un desperfecto en la subestación eléctrica, de la cual criminales suelen robar el cobre del cableado.

También te puede interesar: Jefa de Gobierno de la CDMX dio positivo para Covid-19

Por su parte, el director del HGT, Alberto Reyes Escamilla, dijo que no han recibido un informe por escrito de parte de la CFE sobre el origen de la falla eléctrica, e informó que los ventiladores “por fortuna tienen batería de 4 a 6 horas. Hubiera sido catastrófico”.

Aunque solo reconoció que fueron tres fallecidos “pero no por la falta de energía”, contraponiéndose a la versión de los médicos encargados que refirieron la muerte de cinco pacientes, dos directamente por la falla eléctrica, y tres de manera indirecta.

Con información de medios locales.