Nueve personas mueren aplastadas y siete más heridas, es el saldo tras una intervención policial en una multitudinaria fiesta en la favela de Paraisópolis, en Sao Paulo.

El suceso tuvo lugar durante un fiesta funk, un baile popular entre las comunidades periféricas de Brasil. Se realizaba en Paraisópolis, una de las mayores favelas de Sao Paulo y donde viven más de 55.000 personas.

De acuerdo con la Policía, los agentes seguían a dos individuos que circulaban en una motocicleta en Paraisópolis, cuando los mismos efectuaron disparos contra los uniformados y se adentraron en la fiesta, donde se calcula que había más de 5.000 personas.

Refuerzos policiales se desplazaron hasta el lugar del baile e informaron las autoridades, fueron recibidos con piedras y botellas.

En ese momento, los equipos de la Fuerza Táctica de la Policía Militar usaron “municiones químicas” para “la dispersión y seguridad de los agentes”.

El comisario de la policía Emiliano da Silva Neto declaró a los medios locales que las muertes son consecuencia de un “accidente” debido al “efecto manada” y subrayó que en un primer momento no fue “verificado ningún exceso” por parte de la policía.

El gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, lamentó la trageda a través de sus redes sociales y aseguró que la culpa fue de las circunstancias.

Un medio local informó que vecinos de la favela están preocupados, debido  a las familias que están “desesperadas” porque sus hijos estaban en la fiesta y todavía no llegaron a casa.

Este tipo de fiestas son frecuentes en Paraisópolis, una enorme favela que colinda con uno de los barrios más ricos de la capital paulista.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios