Más del 95% de los seres humanos respiran aire contaminado

aire contaminado

Según un estudio de calidad del aire, State of Global Air 2018, poco más del 95% de la población mundial respira aire contaminado, es decir, más de 7 mil millones de personas.

Mala calidad del aire y aire contaminado

La mala calidad del aire se coloca como la cuarta principal causa de muerte a nivel global, según el estudio State of Global Air 2018, publicado este 17 de abril por el Instituto de Efectos de Salud (HEI) y el Instituto de Métrica y Evaluación en Salud (IHME).

Según el estudio, “el 95% de la población mundial vive en áreas que superan las pautas de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para un aire saludable y casi el 60% vive en áreas que no cumplen ni siquiera el objetivo de calidad del aire menos estricto”.

Según State of Global Air 2018, la contaminación del aire “es una compleja mezcla de gases y partículas cuyas fuentes y composición varían espacialmente y temporalmente”.

Niveles ambientales

La OMS establece algunos parámetros sobre cuántos microgamos de la mezcla antes mencionada pueden encontrarse en un metro cúbico de aire, como máximo.

Según el siguiente mapa, la mayoría de la población (más del 95%) excede estos límites, mientras que dos tercios de la población respiran aire del nivel más bajo (países en rojo):

En cuanto a México, se encuentra por debajo del nivel recomendado, aunque no en el más peligroso.

Más sobre el estudio

Los niveles de PM2.5 (partículas en suspensión de menos de 2.5 micras), que es considerado el mejor indicador de contaminación, se encuentra en aumento en todo el mundo, rebasando los máximos establecidos por la OMS.

El estudio concluye que la mala calidad del aire pudo haber provocado hasta 6.1 millones de muertes prematuras (11% del total mundial); la mayoría en formas como:

Derrames cerebrales, cáncer de pulmón, ataques cardíacos y enfermedad pulmonar crónica.

También te puede interesar: Alarmantes son los efectos en la salud que desencadena la contaminación atmosférica

Por lo anterior, la contaminación del aire se colocaría como la cuarta principal causa de muerte a nivel global.