Alemania se queda sin camas para Covid-19

Alemania, vista como ejemplo en contener el nuevo coronavirus en la primera ola de la enfermedad, se está quedando sin camas para los pacientes Covid-19 e incluso rompió récord en la cifra de pacientes Covid-19 en las Unidades de Cuidados Intensivos el pasado viernes 20 de noviembre.

Comienza Alemania a luchar contra infecciones más graves en el rebrote, pues tan solo el viernes 20 de noviembre alcanzó un récord histórico, con casi 24 mil nuevos casos diarios registrados.

Este también tuvo una histórica cifra en la cantidad de pacientes Covid-19 en las Unidades de Cuidados Intensivos del país, pese a tener uno de los mejores sistemas de atención médica del mundo.

Lo anterior debido a que ante el dramático aumento en las últimas semanas de casos de coronavirus, en los hospitales se están extendiendo las áreas para atender la enfermedad.

Por su parte, Michael Oppert, jefe de cuidados intensivos del hospital Ernst von Bergmann en Potsdam, dijo a CNN que aún tienen capacidad para algunos pacientes más, “pero si esto continúa a la velocidad que estamos experimentando en este momento, me imagino que incluso nuestro hospital, con más de mil camas, llegará a un punto en el que tengamos que enviar pacientes a casa o a otros hospitales para recibir tratamiento”.

Cabe señalar que Alemania aumentó más de 13 veces su espacio en camas en solo 2 meses y que el número de pacientes con Covid-19 en las unidades de cuidados intensivos (UCI) alemanas incrementó de 267 el 21 de septiembre a 3 mil 615 el 20 de noviembre.

De acuerdo con datos de la Asociación Interdisciplinaria Alemana de Medicina Intensiva y de Emergencia (DIVI), se trata de un aumento de más de 13 veces en el espacio de camas de solo dos meses

Alemania con la economía más grande de Europa, había superado la pandemia bastante bien en comparación con sus países vecinos, debido a su alta capacidad de cuidados intensivos con 33.9 camas por 100 mil habitantes.

Sin embargo, se ha suscitado un rebrote del coronavirus en el país europeo que ha puesto al sistema de salud bajo presión y en algunas regiones los hospitales se están acercando cada vez más a sus límites.

Por otra parte, Steffen Seibert, portavoz de la canciller Angela Merkel, advirtió que el sistema podría colapsar en semanas si sigue la trayectoria actual en cuanto a casos en la segunda ola del Covid-19.

Y finalmente señaló que “el número de casos graves en pacientes intensivos sigue aumentando. El número de muertes es algo de lo que realmente no se habla y sigue siendo muy alto”.