BAKU, AZERBAIJAN - JULY 07: (EDITORIAL USE ONLY) Medical staff treat a patient in the Covid-19 Infectious Diseases ward of the Central Customs Hospital in Baku on July 7, 2020 in Baku, Azerbaijan. The coronavirus outbreak has infected more than 11.6 million people across the world. Azerbaijan has reported 21374 cases of COVID-19 and 265 deaths. (Photo by Aziz Karimov/Getty Images)

Mientras la vacuna contra el coronavirus llega a distribuirse a todos los países del mundo, los médicos siguen hallando detalles sobre esta enfermedad, de los que destaca los coágulos de sangre que el virus provoca en todo el cuerpo y que impide el paso del oxígeno en el organismo.

Gracias a las autopsias realizadas a apersonas que fallecieron a causa del covid-19, algunos patólogos descubrieron que este virus provoca que las personas tengan problemas con la coagulación en la sangre; característica que podría ser más grave y preocupante de lo que se pensaba.

La doctora Amy Rapkiewicz, presidenta del departamento de patología del Centro Médico Langone, perteneciente a la Universidad de Nueva York (NYU), calificó como “dramático” el grado y la magnitud de los coágulos sanguíneos que se han encontrado en pacientes que fallecieron por el coronavirus, pues estaban presentes en todos sus órganos vitales.

A través de un artículo que Rapkiewicz publicó en la revista The Lancet EClinicalMedicine, la doctora explica que al inicio de la pandemia los médicos notaron una gran cantidad de coágulos de sangre en los vasos sanguíneos “grandes” de las personas contagiadas con covid-19. Sin embargo, ahora esos coágulos ya están obstruyendo vasos sanguíneos más pequeños y por ende se encuentran en todo el cuerpo.

Los coágulos de sangre se encuentran en los vasos sanguíneos de los pulmones y otras partes del cuerpo, lo que provoca una reducción de la oxigenación que al principio no es tan notoria, pero conforme la enfermedad avanza, llega a un punto en la que deteriora la salud de los pacientes de manera muy rápida.

Por ello, desde hace unas semanas se recomendó a la población de riesgo contar con un oxímetro digital en casa, ya que al monitorear los niveles de oxígeno en la sangre es más fácil darse cuenta cuando estos están bajando (no deben ser menores a 93) y así puede comenzar a tratar a los pacientes para evitar llegar al punto donde la persona necesite un ventilador mecánico.

Esto también puede explicar por qué en algunos países están utilizando medicamentos como el Favipiravir y el Remdesivir para tratar a pacientes con coronavierus, pues éstos han pasado las pruebas de coagulación en pacientes con covid-19, lo que ha abierto la posibilidad de que personas con el virus puedan mejorar su salud si comienza a agravarse por los coágulos de sangre en el cuerpo.

Con información de Sopitas.com