Una mujer dio a luz y un doctor le arrancó el útero pensando que era su placenta.

La muerte de Alisa Tepikina, una joven de tan solo 22 años de edad murió por negligencia médica tras dar a luz a su primer bebé, lo que está provocando la indignación en Rusia donde ocurrieron los hechos y ahora en varios puntos del mundo.

La negligencia tuvo lugar en un hospital de la ciudad de Nizhneserginskaya, en Rusia, al que Alisa acudió para el parto de su primer hijo. Sin embargo, el médico obstetra que la asistió confundió su útero con la placenta y se lo arrancó por completo, provocando un dolor tan intenso que cayó en coma y murió de un paro cardiaco.

Mi hija sufría, gritaba de dolor. Pero el médico no le prestó atención” declaró el padre de la joven.

De acuerdo con los estudios que se le practicaron al cuerpo de la paciente, revelaron que tenía el útero invertido, anomalía que en teoría, tendría que haber sido identificada durante el parto. Pero el doctor, de 27 años, confundió esta afección con la placenta y jaló el órgano hasta desprenderlo.

“Tiró del cordón umbilical con fuerza real”, lo que desencadenó en “la pérdida masiva de sangre, un shock irreversible y complicado, insuficiencia cardíaca y la muerte de la paciente” señaló uno de los expertos encargados de la investigación que duró aproximadamente seis meses.

Ahora el médico es investigado por negligencia y podría ser condenado a tres años de prisión.

 

DEJA UN COMENTARIO

comentarios