Una guerra nuclear representa un suicidio para cualquier nación

36

Hay quienes aseguran que el mundo se encuentra a pasos de una tercera guerra mundial, un guerra caracterizada por el armamento nuclear. Ahora no es sorprendente saber de distintos países que cuentan con todo un arsenal dispuesto a usar contra quien atente contra sus intereses.

Sin embargo, aunque pareciera que es una especie de defensa, la misma terminaría convirtiéndose en un arma de doble filo ya que las consecuencias serán también para quien las utiliza. Los efectos son inevitables incluso si no existiera un contraataque.

Investigadores de la Universidad Michigan Tech determinaron en un estudio que es inevitable el deceso de miles de personas del territorio que comenzó el ataque. Además exponen que es necesario que cada nación repiense si puede soportar en términos ambientales, económicos, de salud, de población, entre otros,  si puede sustentar dichas consecuencias.

Una nación dispuesta a usar su armamento nuclear contra otra debe determinar si tiene la capacidad de sobrevivir a los problemas que ella misma está provocando”, explicaron los expertos.

Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, India, Pakistán, Israel y Corea del Norte, son las naciones que cuentan con armamento nuclear dispuestas a comenzar una guerra. Si sumamos las armas con las que cuentan, se está hablando de aproximadamente 15,000 armas.

Si Estados Unidos decidiera atacar China, al menos las explosiones registrarían más de 30 millones de muertos. En incluso, los investigadores señalan que “si Estados Unidos usa 1.000 ojivas nucleares contra un enemigo y nadie toma represalias, veremos morir a unas 50 veces más estadounidenses que el 11-S debido a las secuelas provocadas por sus propias armas”.

¿Cómo sería posible que las consecuencias de la guerra alcanzaran a la población que comenzó todo? Los factores que están en juego al usar un arma nuclear son diversos, por ejemplo, habría una caída en la temperatura global por las explosiones que impedirían la entrada de luz solar, y con ello, la precipitación, reducción de la producción de alimentos, aumento de la radiación ultravioleta.

Las naciones tendrían que trabajar en tener suministros listos en caso de que sean estas mismas la que comiencen la guerra ya que muchos canales estarían cortados, lo anterior, nos habla de una cuestión de poder económico y no todas podrían solventarlo.

También te puede interesar: Animales en el mundo prefieren salir de noche para evitar a los humanos

La conclusión de los investigadores señala que un ataque nuclear puede representar para cualquier nación un suicidio más que una defensa.

Más Noticias de Quintana Roo