Fingió enfermedad para vacacionar, ahora podría ir presa

maestra

Argentina.- Una maestra fue denunciada por fraude a la administración pública por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

Denuncia anónima fue el detonador

Una denuncia anónima ante la Oficina de Fortalecimiento (OFI) fue la gota que derramó el vaso, ya que gracias a esta, se inició una investigación donde se desenmascaró a la profesora.

La docente tenía una licencia por enfermedad pero ella estaba vacacionando en Cancún.

Sale la verdad a la luz

Acorde a los registros del Ministerio de Educación, la maestra pidió una extensión del permiso el 13 de julio de 2017.

Las autoridades correspondientes solicitaron a Migraciones la entrada y salida del país de la acusada, fue, entonces donde se le cayó el teatrito.

Los datos apuntaban a que la docente no estaba en Argentina.

Salió del país el 18 de junio del 2017 en un vuelo de Aerolíneas Argentinas y llegó a México y regresó el 16 de julio de 2017.

Maestra y organismos bajo la lupa

La profesora no estuvo en Argentina el 13 de julio lo cual deja a la vista que no pudo estar en persona con el encargado de Reconocimiento Médico.

Por consecuencia tampoco estuvo en el Consejo Escolar que puso el sello para dar luz verde a la licencia.

Así que, no sólo la maestra quedó bajo sospecha, también los doctores del organismo.

Maestra “salía cara”

La docente llevaba 689 días sin cumplir sus funciones ya que en ese lapso  pidió varias licencias.

Desde el mes de noviembre de 2014 renovaba los permisos para ausentarse, claro con diferentes motivos médicos.

El sistema tiene registradas sus faltas con diferentes códigos, lo cual permite que no le descuenten el suelo.

En total tiene tres años que no trabaja pero cobra su salario.

En consecuencia, al presentarse como enferma se activa el sistema de suplencias, así que una persona entra como titular y otra ocupa el lugar de suplente.

Así que el Estado está pagando tres salarios.

También te puede interesar: Spring Breakers y compañía, disfrutan del mar en Playa del Carmen

Por todo lo anterior se denunció el default que las licencias falsas le generan a la administración. El caso ya se analizó y la denuncia ya ingresó a la Fiscalía N° 7, a cargo de Virginia Bravo.