La ‘regañiza’ que la reina Isabel II a su hija luego de no saludar al presidente Trump, ha generado polémica y se ha viralizado rápidamente.

Este martes las cámaras captaron a la reina Isabel II, del Reino Unido, ‘regañando’ a su hija, la princesa Ana, durante la bienvenida al presidente de EE.UU., Donald Trump, y su esposa Melania, en la recepción ofrecida a los líderes de la OTAN en el palacio de Buckingham.

En las grabaciones se observa a la princesa a unos metros, alejada de donde la monarca junto a otros miembros de la familia real saludaba al matrimonio Trump, cuando de pronto la soberana le hace un ademán para que se una.

Sin embargo, la hija solo le responde levantando las manos, en lo que parece ser una actitud de desinterés que la libra del apretón de manos.

La divertida escena no pasó desapercibida y se ha viralizado en las redes sociales, donde los usuarios parecen disfrutar la actitud de Ana.

El video en Twitter ha alcanzado más de tres millones de reproducciones en pocas horas de publicado.

“La princesa Ana observa el apretón de manos de Trump”.

“La reina gesticulando a la princesa Ana”.

“Creo que es la primera vez que veo algo en la realeza que los hizo parecer vagamente como una familia normal”, escribió una usuaria.

¿Qué pasó en realidad?

Sin embargo este supuesto desplante a la monarca británica fue aclarado más tarde por el periodista del diario The Times Valentine Low, quien estuvo presente en el evento.

Low explicó que Isabel II se giró para ver a su hija y saber cuál era el próximo líder al que debía saludar, pero los Trump eran los últimos, por lo que Ana se rió con las manos en el aire y le respondió: “Sólo estoy yo”, agregando luego: “y este grupo”, en referencia al personal doméstico que se encontraba detrás de ella.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios