Reo pide morir en silla eléctrica

Tennessee.– Después de cinco años de no usar la silla eléctrica como pena de muerte en Estados Unidos, un hombre condenado por doble ejecución en Tennessee, pidió despedirse del mundo a través de la silla eléctrica y no por medio de una inyección letal.

El sujeto de nombre Edmund Zagorski, de 63 años, fue condenado a muerte por el asesinato de dos hombres en 1983, a los que llevó adentro del bosque con la intención de venderles marihuana, sin embargo fueron fusilados y degollados. Los cadáveres fueron encontrados dos semanas después.

De acuerdo con las leyes locales, las personas que son condenadas a muerte antes de 1999 tienen derecho a elegir dos métodos de pena capital, y aunque los responsables de la ejecución habían elegido la mortal inyección, Zagorski, protestó por el sedante midazolam, que incluía una mezcla de tres medicamentos letales.

El midazolam ha sido un punto controversial en casos de pena de muerte, ya que los abogados han argumentado que no puede prevenir adecuadamente el sufrimiento durante las ejecuciones.

Cabe señalar, que el método de la inyección podría fracasar como método de ejecución, haciendo que la tortura pueda dura más de la cuenta.

Según Robert Dunham, jefe del Centro de Información sobre Penas de Muerte, es un acto macabro de la Corte Suprema, hacer que las personas elijan un “método que considera será medio minuto de tortura en lugar de uno que considera 18 minutos de tortura”.

Por su parte, la abogada de Zagorski, Kelley Henry, dijo que el Estado lo había obligado a “elegir entre dos métodos de muerte absolutamente bárbaros”.

Por lo que el inculpado pidió a la Corte Suprema ser ejecutado en la silla eléctrica al no tener otra opción. Zagorski fue declarado muerto a las 7:26 horas locales.

Más noticias de Quintana Roo

 

DEJA UN COMENTARIO

comentarios