Cancún.- Un joven fue ejecutado hoy viernes cerca de la avenida Rancho Viejo, en la Región 235 de esta ciudad, cerca de la “Iglesia de Piedra”, sin que se tenga indicios de los responsables, que lograron fugarse con éxito.

Vecinos dicen haber escuchado siete disparos, en la calle Kaniste, en los límites entre el fraccionamiento Azul Bonampak y la colonia Nueva Esperanza. Allí, quedó la víctima tendida sin vida, frente a un templo cristiano, llamado “El Buen Samaritano”.

Los asesinos llegaron en una motocicleta negra sin placas, abrieron fuego contra su víctima, que caminaba vestido únicamente con un short rojo y calzado tipo Crocs, para fugarse, sin dejar rastro.

Al lugar llegaron agentes policiacos al igual que paramédicos, quienes tuvieron que atender a una persona con crisis nerviosa, que señaló que la víctima trabajaba para el gobierno.