Bacalar.- Dos hombres con uniforme de policía, pasamontañas y armas largas asaltó una gasolinera en esta cabecera municipal, de madrugada, aunque solo pudieron llevarse dos celulares. Huyeron en una camioneta que después se supo había sido despojada a un hombre en la carretera.

Era casi la una de la madrugada cuando tres sujetos en un vehículo compacto rojo interceptaron a una camioneta Nissan gris, tipo estaquita, en la carretera federal, poco antes del Cenote Azul. Conduciía este vehículo un hombre que venía de Candelaria, en José María Morelos, en compañía de su hijo de 10 años de edad.

A la fuerza, los obligaron a bajar del vehículo y abordar el auto compacto rojo, el que fue conducido por uno de estos sujetos, ingresando en una brecha, donde estacionó y quedó aguardando, por espacio de una hora. Durante este tiempo, tenía amenazado a padre e hijo para que miraran hacia abajo, en el interior del vehículo.

Por mientras, los otros dos sujetos abordaron la camioneta que acababan de arrebatar y se dirigieron a la gasolinera Full Gas, ubicada en la avenida 19 con 4, en Bacalar. Ahí, amagando con armas largas, golpearon en el estómago al encargado para entrar a las oficinas. Allí descubrieron que no había dinero, por lo que se fueron únicamente robando dos celulares.

Los sujetos regresaron en la camioneta hacia la brecha donde estaba el vehículo compacto. Allí, hicieron descender a sus rehenes y los obligaron a subir a la batea de su vehículo, donde los abandonaron.

Para entonces, agentes de la Policía Municipal ya habían respondido al reporte de asalto en la gasolinera, dando aviso del vehículo utilizado, el que fue descubierto por una patrulla de la Policía Rural, junto con las dos víctimas.

El caso ya quedó en manos de la Fiscalía General del Estado.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios