Cancún.- Un adolescente de 15 años de edad tuvo que ser hospitalizado con quemaduras de segundo grado, luego de recibir una descarga eléctrica en el techo de su casa.

El menor realizaba trabajos de herrería con su padre, en el techo de la casa en la calle 105, Sumermanzana 95, cuando tocó un cable y recibió la descarga.

Al lugar acudieron paramédicos de la Cruz Roja, que tuvieron que inmovilizarlo en una camilla para bajar al joven con escalera y llevárselo en ambulancia a la clínica del IMSS de la Región 510, con quemaduras de segundo grado.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios