Cancún.- El supuesto emprendedor Rodrigo “N”, mejor conocido como “El Rey del Chile Habanero”, fue detenido esta semana en Cancún por quitarle sus millones a varios inversionistas.

La estafa

Rodrigo “N” comenzó a forjar su imagen como un emprendedor dueño de una franquicia llamada “Amar Hidropinia”, la cual se encargaba de producir y vender invernaderos de chile habanero, de ahí su apodo, que el mismo se puso.

Posteriormente, se hacía publicidad a través de internet y redes sociales compartiendo fotos y videos de sus supuestos invernaderos, las cosechas y los cargamentos de chiles, algo que atrapó la mirada de diversos inversionistas.

El Rey del Chile Habanero, aseguraba que el negocio que había iniciado en Acapulco, Guerrero en el año 2000, lo mudó a la localidad de Leona Vicario, Puerto Morelos, supuestamente por la violencia en aquel estado, sin embargo, algunas de sus víctimas aseguran que lo hizo porque comenzó a estafar a inversionistas.

Gracias a su posicionamiento en los medios de comunicación, desde revistas, periódicos y programas de televisión, su imagen se consolidó como el de una persona confiable, que era un emprendedor en el ramo del chile habanero, según informó el periodista Ciro Gómez Leyva.

Rodrigo atrapaba a sus potenciales clientes dándoles un trato exclusivo, en el que los invitada a Cancún a pasear en su yate o bien a residencias exclusivas, con ello, los inversionistas estaban dispuestos a confiarle su dinero, comentó el abogado de varias de sus víctimas, Christian Cruz.

Aunque en 2016, Rodrigo afirmaba que su franquicia había alcanzado un valor por encima de los dos millones de pesos, el periodista Emilio Pellicer mostró la mentira, al mostrar los supuestos invernaderos vacíos y abandonados, sin embargo no le hicieron caso.

Para 2017, algunos inversionistas comenzaron a reclamar sus ganancias, sin que obtuvieran respuesta, incluso Rodrigo no respondía ni el celular.

Por si fuera poco, “EL Rey del Chile Abanero” siguió estafando gente con su proyecto de Agrocoin, una moneda virtual parecida al Bitcoin, y con lo que intentó entrar al negocio del cultivo de la marihuana.

Dos años después, Rodrigo “N” se encuentra detenido y acusado de estafar inversionistas, quienes aseguran destinaron 10 millones de pesos a un proyecto “fantasma”.

Sin embargo, podría haber más víctimas distribuidas en el país, y que habrían invertido hasta 400 millones de pesos a la franquicia.

También te puede interesar: Crean tampón con marihuana para dolores menstruales

Ayer jueves se celebró la primera audiencia del hombre. El proceso legal sigue, y se espera que más víctimas viajen hasta Cancún para presentar sus denuncias contra el estafador.

Más noticias de Quintana Roo

1 COMENTARIO

Comments are closed.