Foto: El Ayuntamiento de Benito Juárez contará con más de 200 “epidemiólogos prácticos”, funcionarios capacitados específicamente para detectar posibles casos de COVID-19 y para saber cómo reaccionar ante este hecho.

Cancún.- El Ayuntamiento de Benito Juárez contará con más de 200 “epidemiólogos prácticos”, funcionarios capacitados específicamente para detectar posibles casos de COVID-19 y para saber cómo reaccionar ante este hecho.

Joaquín Barajas Pérez, director municipal de Salud, señaló que como parte de los protocolos generados para lidiar con la actual pandemia, el Ayuntamiento designó a un encargado COVID por cada área del municipio, más de 200 en total. Son éstos los que serán capacitados en esta materia, lo que tomará unas tres semanas.

Cada encargado tendrá un curso de entre 3 y 5 horas, que se brinda en grupos de cinco, con apoyo de la Jurisdicción Sanitaria 2 y el doctor Tomás Contreras, epidemiólogo.

Lo principal es que no solo se encargue de velar por que se cumplan las medidas preventivas, como el ventilar espacios cerrados, la higiene, filtros sanitarios y demás, sino que además puedan detectar a tiempo algún caso sospechoso, sea de un visitante o un compañero de trabajo, y que sepa qué pasos tomar en esta eventualidad.

El director de Salud señaló que solo se puede especular sobre cuánto podría durar la actual pandemia, si un año o dos, dependiendo del avance en la creación de una vacuna. En tanto, debemos aprender a congeniar con el virus, manteniendo medidas sanitarias para reducir en lo posible los contagios.

“Lo que no queremos es regresar a rojo, como ocurrió en la zona sur. Quien no tiene nada qué hacer, que se quede en casa”, comentó.

También te puede interesar: Quintana Roo sigue concentrando más casos de Covid-19 en la zona sur

Sin embargo, todavía persiste mucha ignorancia o inconsciencia. Como ejemplo, mencionó el haber visto a un trabajador descargando un camión sin cubrebocas. Al reprocharle esto, el hombre se justificó diciendo que había prestado el suyo a su compañero, que necesitaba ingresar al supermercado para entregar el producto, cuando este objeto es de uso personal.