La corrupción sigue imperando en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Cancún, ahora se ha dado a conocer que las autoridades del penal se les ocurrió empezar a cobrar a los familiares de los internos  para que los puedan visitar.

Tal es el caso de una familia de Chetumal, quien informó que tras el largo viaje realizado no pudieron ver a su familiar debido a que les exigían el cobro de 300 pesos.

También te puede interesar: Reina mafia en el Cereso de Cancún

La familia que no quiso mostrar su identidad por miedo a represalias a su pariente detenido, indicó que posteriormente se enteraron que dicha situación era recurrente para familiares que venían de otros estados o municipios, destacando su tristeza por no ver a su familiar tras kilómetros recorridos.

Más noticias de Quintana Roo

 

DEJA UN COMENTARIO

comentarios