Terrible caso de negligencia médica en Hospital General de Cancún

Cancún.- Una mujer reveló un escalofriante caso de negligencia médica en el Hospital General de Cancún, entró a quirófano por un quiste y le perforaron los intestinos.

Inicio de la pesadilla

Guadalupe García, madre soltera con tres hijos acudió al Hospital General “Jesús Kumate Rodríguez” en noviembre de 2015, a una consulta general.

Su médico le advirtió de ciertos miomas en la matriz, y un estudio señaló que estos deberían ser extirpados. La operación fue un éxito y Guadalupe abandonó el nosocomio sin complicaciones aparentes.

Pero ocho meses después comenzó el suplicio, después de ciertas molestias en la zona pélvica volvió al doctor, donde se enteraría que tenía un quiste en el ovario izquierdo.

Se le recomendó intervención quirúrgica, ingresando el 22 de julio de 2016; la operación fue un “procedimiento sin complicaciones”, según el reporte médico. Guadalupe fue dada de alta el 28 de julio.

Más inconvenientes por negligencia médica

Guadalupe continuó con los malestares nuevamente en dicha zona, y conforme los gastos médicos aumentaban, su actividad laboral disminuía.

Nueve meses después de su última cirugía, los doctores detectaron que el quiste extirpado “sin complicaciones” no fue retirado por completo, por lo que se esperaba una nueva cirugía.

En abril de dicho año y ya con los dolores más frecuentes e intensos, los médicos determinaron abrir la zona y remover el quiste ahora sí por completo, bajo la premisa de que Guadalupe no hiciera público el caso de negligencia médica por no haberle retirado por completo el tumor.

Nueva operación

Guadalupe aceptó la nueva operación, tras dos meses de citas y análisis que determinaron que se “había quedado el pedazo de quiste”.

El jueves 8 de mayo ingresó, y un día después fue operada por el ginecólogo Francisco Ramirez. Aunque salió bien de la operación, dos días después le dieron su alta médica, pero se presentaban vómitos y fiebre, por lo que se rehusó a abandonar el hospital.

Los doctores detectaron características extrañas en Guadalupe, por lo que decidieron operarla de nuevo, tras detectar excremento en la zona de la herida; en lo que claramente indicaba una perforación de intestino.

¿Termina la angustia?

La mamá de Guadalupe no encontró a su hija en la cama el lunes, y tras unas horas sin respuesta, regresaron a la paciente a su cama en la zona de recuperación.

Actualmente, Guadalupe cuenta con una abertura desde la boca del estómago hasta la pelvis, la herida va sanando poco a poco, aunque ninguna autoridad médica ha dado razón exacta de sus intervenciones, negando rotundamente que se tratara de un caso de negligencia médica.

La ineptitud del Hospital General de Cancún

El ginecólogo oncólogo Francisco Ramírez se encontraba en Playa del Carmen el año pasado, ejerciendo; y fue expulsado del Hospital General por negligencia médica.

Ramírez operó a una paciente y falleció; por si fuera poco ya contaba con antecedentes de cirugías mal realizadas.

También te puede interesar: Acusa mujer al IMSS de negligencia por muerte de su hija de 8 años

En el Hospital General de Cancún operó a dos trabajadoras, una a la cual le quitó la matriz y por “equivocación” le cerró la uretra, lo que provocó que la persona estuviera al borde de la muerte, y tuvieron que intervenirla nuevamente.