Talan manglar en Zona Hotelera de Cancún; querían aprovechar el paso de “Delta”

Cancún.- Unos 60 metros lineales de mangle en la Zona Hotelera de la ciudad fueron arrasados por seis personas con machetes y motosierras, mismos quienes ya fueron detenidos y entregados a la Fiscalía General del Estado. En total, esta cuadrilla tenía programado acabar con cerca de 100 metros de estas especies protegidas.

Esta mañana, ciudadanos denunciaron en redes sociales la tala de mangle en el kilómetro 5.6 del bulevar Kukulcán, evidentemente ordenada para aprovechar y poder argumentar que esta flora había sido devastada por el ciclón.

“Para todos los amigos de Cancún, deberíamos estar agradecidos que no pasó nada con el Huracán (Delta) que nos entró que hubiera sido desastroso para todos nosotros; pero viene algo peor, si se fijan estamos en el kilómetro 5.5 (en realidad 5.6) de la zona hotelera cuando apareció una cuadrilla de gente humilde haciendo el trabo que alguien los mandó”, denunció un ciudadano en un video subido a redes sociales.

Al lugar llegaron agentes policiacos que frenaron este ecocidio y que detuvo a estos seis trabajadores, todos de la tercera edad. También acudió personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), así como de la Dirección de Ecología del Ayuntamiento de Benito Juárez. Sin embargo, gran parte del mangle ya había sido destruido.

Patricia Santos González, jefa de departamento de los Manglares de Nichupté de la Conanp, comentó en entrevistas que estos trabajadores dijeron ignorar que se trataba de fauna protegida, sino que simplemente los habían contratado para esta “chamba”.

“Hay que diferenciar entre los que cortan mangle saludable con maquinaria, con quienes retiran ramas caídas por el paso del huracán”, explicó la funcionaria. Vimos daños ambientales; vimos árboles cortados desde la base, mucha rama, de uva de mar, palma chit, y ejemplares de las cuatro especies de manglar, blanco, botoncillo, rojo y negro”.

La devastación ocurrió en cerca de 40 metros lineales de esta zona, pero además descubrieron muchos árboles marcados y numerados con pintura naranja, en otros 60 metros lineales, que también estaban por ser talados.

“Es un delito federal y un daño importantísimo a este ecosistema que presta servicios a la ciudad, al proteger de fenómenos hidrometeorológicos”, añadió. “Se cayeron letrero y estructuras, pero el mangle ahí está”.

La Conanp ya contabiliza los árboles derribados y los daños para levantar la denuncia y presentarla tanto con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) como con la Fiscalía General de la República.

Para colmo, estos hechos sucedieron a escasos cuatro metros de oficinas centrales de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en zona hotelera, entre el canal Sigfrido y Scuba Cancún, donde el manglar sobrevivió a los vientos del Huracán, pero no a la mano del hombre.