Joven chetumaleño denuncia al director de la Policía de Chetumal por tortura y abuso de autoridad

Mario Bernardino “N”, un joven de 19 años de edad fue arrestado la de manera injusta al confundirlo con un grupo de ladrones en motocicleta que, la semana pasada pretendía robar una pizzería ubicada en la avenida Maxuxac, en la colonia Proterritorio de Chetumal.

Según declaró para PolíticaQR, los oficiales no encontraron nada que lo inculpara y pese a ello, lo subieron a golpes a la patrulla, para después darle un “paseo” y luego torturarlo con golpes, tablazos e incluso intentaron asfixiarlo.

“Me estuvieron paseando en la patrulla como dos horas y me estuvieron golpeando y pateando en mis costillas entre tres policías que me detuvieron, para luego llevarme a la policía municipal donde me tablearon hasta que se cansaron, me dejaron las nalgas moradas y ensangrentadas”, aseguró.

Mario Bernardino, acusa directamente al director de la corporación, Osiris Ceballos Díaz de continuar con tortura, pues Ceballos Díaz intervino en medio de la golpiza que le estaban propinando, para darle de cachazos en la cara, tablazos y puñetazos en la cara y estómago.

“Osiris llegó cuando me estaban pegando y terminó de desfigurarme la cara, tengo dolor en mi mandíbula y en la nariz, solo llegó  a darme de puñetazos en mi estomago, me tablearon hasta que se cansaron y luego me tiraron a la celda municipal por 36 horas sin ninguna prueba en mi contra”, dijo.

Por si fuera poco, también sufrió del robo de tres mil pesos, su teléfono celular y una cadena de oro, por parte de los tres aguentes que lo subieron a la patrulla.

Tras salir de prisión, Bernardino interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) contra Osiris Ceballos Díaz, y los oficiales que iban a bordo de la patrulla 12043, por abuso de autoridad, robo, lesiones y lo que resulte.

Paralelamente promovió una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo).

También te puede interesar: Liberan a asaltante de taxista en Chetumal

Aunque reconoció temer represalias, pidió que se haga justicia y le devuelvan sus pertenencias, además de que le paguen los gastos médicos, pues de acuerdo al médico legista de la FGE, Bernardino debe acudir a un hospital por los golpes recibidos, de lo contrario podría agravarse.

Más noticias de Quintana Roo