MEGAESCULTURA

Chetumal.- Edificada para rendir homenaje al mestizaje y próxima a cumplir 15 años, la mega escultura es hoy un dormido elefante blanco que se niega a despertar.

Se ha engullido 250 millones de pesos

Enclavado en el corazón del Boulevard Bahía, el edificio que a lo largo de tres administraciones estatales se ha engullido 250 millones de pesos, luce imponente pero vacío, sin movimiento en su interior que haga suponer una próxima apertura.

Ícono distintivo fallido

Su construcción inició en el año 2003, en el sexenio de Joaquín Hendricks Díaz, y fue creado para que se convirtiera en un ícono distintivo de Chetumal, tal y como lo es el obelisco de la Explanada de la Bandera.
En un principio se informó a los chetumaleños que la mega escultura no sólo sería un símbolo distintivo de la ciudad, sino que también se dijo albergaría una zona de entretenimiento y esparcimiento, restaurantes y un mirador.

Danza de los millones

La obra, que fue diseñada por el escultor Enrique Carvajal Díaz “Sebastián”, recibió durante el gobierno de Hendricks Díaz 120 millones de pesos para su edificación, monto que en su momento el artista negó recibir en su totalidad.
En el gobierno de Felix Gonzalez Canto y con la mega escultura a medio construir el proyecto recibió una inyección de 34 millones de pesos. Pero fue bajo el mandato de Roberto Borge Angulo que la obra de Sebastián recibió la segunda tajada millonaria, pues se le destinaron 100 millones de pesos más, con la promesa de que ahora sí sería entregada a mediados de 2016, cosa que no sucedió.

Inversionistas particulares

Todo parece indicar que la mega escultura terminará en manos de inversionistas particulares, tal y como lo reveló recientemente Jorge Portilla Manica, titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte, quien dijo se analizan las diferentes opciones y donde una posible concesión sería muy viable.

También te puede interesar: Vandalismo ensucia obras escultóricas ubicadas sobre el Boulevard Bahía

Objeto de demanda

La mega escultura, cuyo acceso es vigilado por guardias las 24 horas del día, ha sido objeto de demanda por derechos de autor, pues Sebastián ha reclamado recientemente el 30 por ciento de su costo total, bajo el argumento de que los cambios realizados al proyecto original han demeritado su obra.

Concluida en su totalidad

La obra, que sin lugar a dudas puede convertirse en un ícono de Chetumal, tal y como estaba planeado dese un inicio, al parecer ya está concluida en su totalidad, sólo falta definir por parte de la Secretaría de Infraestructura y Transporte qué empresa se hará cargo del edificio y con qué tipo de giro quedará para ponerla en funcionamiento.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios