Una nueva preocupación ha surgido en el Caribe Mexicano, pues los arrecifes que lo caracterizan están en gran riesgo, ya sea por el Síndrome Blanco que mata a los corales y el arribo masivo de sargazo, se suma el bajo desove durante este 2019.

Este decremento se registró desde 2018 y alerta a la comunidad científica ante la mortalidad que enfrentan estos ecosistemas marinos, los primeros en aparecer en la Tierra y uno de los más resistentes que se mantienen proveyendo a la humanidad, de innumerables servicios ambientales.

Estos organismos se reproducen una vez al año durante las noches de verano, en las que liberan paquetes de gametos femeninos y masculinos a granel, una especie de “orgía”, según la han nombrado los investigadores y que se relaciona con la luna llena. La fertilización se da gracias al movimiento de las olas y la corriente, rompiendo así los gametos y mezclándolos.

Este evento sincronizado es conocido como “desove masivo de corales”, y ayuda a la diversidad genética de los corales, además de crear nuevos individuos con identidad única que construyen el arrecife.

De acuerdo con el Doctor en Biología Marina, Pedro Medina, la reproducción de corales está disminuyendo, justo cuando la muerte de dichos organismos va en aumento.

Aunque él como la Doctora Anastazia Banaszak, desconocen las razones de la disminución del desove, coinciden en que el aumento de temperatura del mar, podría ser un factor para que esto suceda, ya que los corales deben mantenerse entre los 26 y 27 grados centígrados y ahora está en 31 grados.

Otro factor podría ser el exceso de sargazo y la turbidez del agua que produce su descomposición, lo que entorpece el paso de luz de luna durante el desove, ya que los corales requieren de aguas limpias y claras para mantenerse sanos y crecer, según explicó Anastazia Banaszak.

El Síndrome Blanco del que sufren los corales también podría influir en la baja reproducción, ya que este fenómeno mata el tejido de estos organismos a gran velocidad.

También te puede interesar: Mueren los corales del arrecife de Cozumel, daño aumentó a 40%

Ambos investigadores aclararon que aún no hay una explicación científica sobre el bajo desove, pero si confirmaron que en Cancún no hubo desove este año, y en Cozumel, Puerto Morelos y Punta Venado, éste fue mínimo.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios