Cozumel.- La policía municipal de Cozumel realizó un operativo sorpresa en bares y cantinas buscando irregularidades en permisos y licencias, pero sólo causaron molestia entre comensales.

Durante el operativo se detuvieron a tres clientes por negarse a las revisiones y estar alcoholizados, por lo que empresarios se quejaron de la persecución en su contra mientras que los clandestinos siguen operando impunemente.

El operativo que se llevó a cabo en coordinación entre el Departamento de Fiscales y la Policía Municipal, recorrió bares y centros nocturnos como fueron: La Esmeralda, Zona VIP, El Tatich, El 1910, Bichos, El Gusano Rojo, El Gasoline, La Malanga, Antrox, El Shek, El Marlin, Caribbean Queen y El Barco.

Durante el recorrido los negocios presentaron su documentación en regla y no se detectó irregularidad alguna, sin embargo, la policía realizó la detención de tres personas que se negaron a ser revisados y alteraron el orden público, por lo que fueron puestos a disposición del Juez Calificador.

También te puede interesar: Sancionan a cinco bomberos de Cozumel por acudir “crudos” a incendio en Sian Ka’an

En este sentido empresarios que omitieron sus nombres para evitar represalias en su contra, dieron a conocer que ya son dos fines de semana que se realizan estos operativos en sus negocios que incomodan a sus clientes y además violan su intimidad al exhibirlos. Por si fuera poco los policías se portan prepotentes y si la persona se niega a la revisión se la llevan detenida con el pretexto de alterar el orden.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios