Sequía “sala” agua potable de Cozumel

183

Cozumel.- Tres años de sequías fuertes trajeron como consecuencia que subieran los niveles de salinidad del acuífero que surte a la isla de agua potable, explicó el doctor Oscar Fraustro Martínez, académico de la Universidad de Quintana Roo. Estos altos niveles de sal equivalen a los del estiaje, plantea; es decir, a cuando los cuerpos de agua presentan su nivel más bajo de caudal.

“Debemos de recordar que estamos en un acuífero con muchas características particulares; en este caso, tenemos una temporada muy estricta de sequía, lo hemos revisado y reportado; eso también tiene que ver con la recarga del mismo manto acuífero; este periodo de sequía no ha dado tiempo de que se recargue y haya el agua suficiente para el abasto; la cuestión es que vemos estas salinidades propias de periodos de estiaje”, aseguró el experto en entrevista.

Como no hay lluvias, no hay recargas en el acuífero. La irregularidad, plantea el académico, es que la temporada de estiaje ha durado más tiempo que otras veces. Antes acababa en agosto, ejemplificó.

Por lo tanto, la recomendación para la ciudadanía es ahorrar el agua lo más que se pueda. Porque de lo contrario, se creará una espiral, donde primero se acaba el agua, después los ciudadanos van a exigir más distribución y bombeo. Si esto ocurre, se acelerará aún más la sobreexplotación del acuífero.

“La consecuencia puede ser no tener agua dulce; se van a salir los pozos y vamos a tener el siguiente periodo grandes problemas de abasto; además dañan la salud, la piel”, explicó. Estas dificultades también afectan a la fauna y la vegetación; les falta agua, lamenta.

“Lo que estamos esperando es que llueva; pero hay consecuencias, por ejemplo, los sistemas de temporal se están recorriendo, y vamos a tener en diciembre, enero o febrero las lluvias; hay procesos naturales que se regulan, pero estas se reflejan también en lluvias extremas y hay que estar preparados”, concluyó Fraustro Martínez.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios