Ichkabal
Foto: Ichkabal antes del incendio

Chetumal, Quintana Roo.-Por más de 30 días el incendio forestal devastó la flora y fauna de la zona arqueológica de Ichkabal, pero el saldo también resultó ser la destrucción de una decoración hecha en estuco que data de más de 2 mil 400 años de antigüedad.

Se estima que la afectación al patrimonio natural del sitio prehispánico es de entre 30 y 35%, pero los daños principales ocurrieron en el edificio principal, conocido como E4 de este sitio arqueológico localizado a unos 40 kilómetros de Bacalar.

Para La Jornada, Margarito Molina, arqueólogo delegado del INAH, explicó que “el tema de los incendios no es nuevo. Suceden desde la época prehispánica, pero el problema se ha incrementado los recientes años debido al cambio climático, algo preocupante para la protección del patrimonio cultural.”

El experto explicó que este asentamiento del periodo preclásico, está compuesto por seis edificios distribuidos alrededor de una plaza de siete hectáreas. El basamento E4, cuenta con 46 metros de altura y el incendio lo afectó del lado oriente en su fachada oriente, se extendió hacia la fachada norte y luego en la fachada poniente.

Las llamas destrozaron los estucos y la policromía en rojo; afectaron el estanque de agua ligado al área monumental, con una extensión de una hectárea y la aguada de los cocodrilos, dañando 4 mil 200 hectáreas.

También te puede interesar: Incendio en Ichkabal ya acabó con 2 mil 900 hectáreas

Como informamos en Quinta Fuerza, el fuego inició a principios de abril pasado y acabó de mitigarse el 9 de mayo por las lluvias, pero ahora se sabe que las llamas habían afectado ya el estuco.