Félix y Borge regalaron 2 mil 700 placas de taxis

78
placas

Durante los mandatos de Félix González Canto y Roberto Borge Angulo, se regalaron 2 mil 700 placas de concesionario en Quintana Roo, convirtiendo al sindicato de Cancún en “caja chica” para financiar campañas políticas.

Así lo reveló una investigación publicada en el diario Quintana Roo Hoy.

2 mil 700 placas regaladas por Félix y Borge

De los 25 mil concesionarios de placas de taxi en Quintana Roo, 2 mil 7 placas obtuvieron los permisos al final de cada sexenio, dejando atrás a taxistas con más de 23 años de servicio.

En el sexenio de Félix González Canto (2005-2011) se otorgaron 700 juegos de placas durante los cinco primeros años, y otras 800 concesiones en el año final.

Mientras que en el de Borge Angulo (2011-2016), 300 láminas fueron otorgadas a sus preferidos, mientras que en el año final otorgó 900.

Costumbre acuñada

Desde el primer gobernador de Quintana Roo, Jesús Martínez Ross, se acostumbro que el ejecutivo estatal entregara a amigos, funcionarios, familiares y círculo cercano, juegos de placas como muestra de agradecimiento a esta “lealtad”.

Los gobernadores que procedieron a Martínez Roos convirtieron el sindicato de taxistas en un bastión del corporativismo priista, como indica el diario Quintana Roo Hoy.

Pero en este sexenio del cambio, el gobernador Carlos Joaquín dijo que ya no dará más placas a recomendados, y tampoco utilizará el sindicato para financiar campañas políticas.

De 8 mil 500 concesionarios en Cancún destacan apellidos como Azueta Cárdenas, Azueta Martínez, Ayuso Achach, Martínez Ross, Castro Basto, Muza Simón, Villanueva Madrid, Viveros Salazar, Novelo Espadas, Villanueva Marrufo, Castilla Madrid, Ávila Lagos u Ortiz Yeladaqui.

Entre muchos otros que se han mantenido en primeras planas de la política local, obteniendo estas concesiones como un “regalo” sexenal de cada gobernador.

La burla llega muy lejos

Incluso Mario Villanueva Madrid, desde la cárcel en Cuernavaca, regentea el taxi número 1338, al igual que algunos de sus parientes como Arturo (2245) Addy (3431) y Javier (3622) de los mismos apellidos.

El padrón de taxistas de Cancún cuenta con 8 mil 500 concesionarios y 11 mil operadores según el último censo; mientras que en el estado son 35 mil concesionarios y 55 mil operadores.

Aunque no todos los nombres de los beneficiarios están ahí, porque cientos de concesiones se han dado directamente al Sindicato; o a empresas de dudosa procedencia, como el “Fondo para la Educación y la Cultura” o la “Comisión del Deporte” (Codeport).

Otros nombres que cuentan con familiares con placas son Víctor Manuel Viveros Salazar, ex Oficial Mayor y ex representante del Gobierno del Estado en la Zona Norte durante la administración de Roberto Borge Angulo.

Así como familiares de Mario Villanueva Madrid y Rosario Ortíz Yeladaqui.

También te puede interesar: Con Roberto Borge y Félix González, Quintana Roo tuvo sus más altos índices de violencia

Una concesión de taxi en Quintana Roo costaba de 300 a medio millón de pesos, dependiendo del comprador y de la época, pese a que las concesiones son gratuitas, en teoría.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios