Feminicidio en Cancún apunta hacia esposo de Marybel Villegas

7160

El asesinato hoy de Rocío Mendoza Estrada, quien vivió sus últimos años amenazada y violentada por su exesposo, el notario Jorge Parra y la actual pareja de éste, la senadora Marybel Villegas, ha conmocionado a la opinión pública porque se asemeja al caso de Abril Pérez Sagaón, quien fue asesinada el pasado 25 de noviembre -justo el Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres- siendo su marido el principal sospechoso del feminicidio.

Mendoza Estrada circulaba en una camioneta por la avenida Fonatur de Cancún junto a dos de sus hijos, menores de edad, cuando dos sujetos a bordo de una motocicleta abrieron fuego contra el vehículo, asesinándola. Los gritos de sus hijos alertaron a transeúntes que pidieron el auxilio de la policía y la Cruz Roja.

GOLPES Y AMENAZAS

Así como Abril, Rocío fue víctima de golpes y amenazas por parte de su exesposo Jorge Parra Moguel, quien fue policía judicial, estuvo involucrado en los expedientes del famoso Caso Villanueva por vínculos con el narcotráfico; cuando fue alcaide de la cárcel de Cancún, permitió la fuga del multidelincuente Alejandro Chacón Mantilla, quien fue relacionado con los ataques al edificio de la Fiscalía en enero de 2017. Y recibió del exgobernador Roberto Borge, preso en un penal de Morelos, la Notaría No. 78.

Parra Moguel empezó a sostener relaciones con la actual senadora de Morena, Marybel Villegas, desde 2013, dos años antes de que ésta se convirtiera en diputada local por el PRD. En esa época el ahora notario aún vivía con Rocío Mendoza, oriunda de Guadalajara y con quien procreó tres hijos.

En el acta de denuncia AC/CAN/010/3647/12-2005, levantada en la entonces Subprocuraduría de Justicia de Quintana Roo, Rocío inició un proceso legal por lesiones y amenazas contra Jorge Parra Moguel y su entonces amante, Marybel Villegas Canché.

SU VIDA, TODA UNA TORTURA

La víctima narró entonces ante el Ministerio Público: “Siendo aproximadamente las cero horas del día once de diciembre de 2005, me encontraba en mi domicilio durmiendo con mis tres hijos, de cinco años el primero y las dos de tres años de edad, cuando mi hijo me despertó y fue que me levanté y al bajar me di cuenta que alguien rompía el cristal de la puerta de mi casa, logrando abrirla y entonces me di cuenta que era mi exesposo Jorge Parra Moguel, de quien me separé desde hace un año y tres meses porque me fue infiel con Marybel Villegas, quien es ahora diputada local de Quintana Roo, ya que desde hace dos años y medio sostiene relaciones con ella.

“Después de que (Jorge Parra Moguel) abrió la puerta, se me echó encima y me empezó a golpear, me dio varios golpes con puño cerrado en la cara, lesionándome la nariz. Fue que me logré escapar de él y me encerré con mis hijos en el cuarto principal, pero él abrió la puerta a golpes, logrando tirar la puerta. Yo tenía a mis hijos abrazados pero no le importó, me jaló tirándome al piso y me empezó a dar varias patadas en el suelo. En ese momento pedí ayuda a gritos y también lo quise hacer por teléfono, pero me arrebató el teléfono.

“Una vecina escuchó los gritos y llamó a la policía. Al poco tiempo llegó una patrulla y él puso doble llave a la puerta principal y por más que la policía le pedía que abriera y me dejara salir, no quiso. Cuando los policías le dijeron que iban a tumbar la puerta para entrar, se fue por la parte de atrás de la casa y se dio a la fuga brincando la barda. Es preciso señalar que no es la primera vez que me golpea por temor.

“Tengo temor que me vaya a hacer algo a mi y a mis hijos, porque siempre me amenaza que porque él vive con Marybel Villegas no le puedo hacer nada y porque también ella me ha amenazado ya en varias ocasiones”, concluyó la denuncia de la víctima que, según su testimonio en mayo de 2012, no prosperó porque “desaparecieron la fotos que había presentado de cómo me dejó después de golpearme, el reporte del médico legista y los nombres de los testigos que yo había presentado. Todo eso lo desaparecieron porque él y Marybel Villegas llegaron a un acuerdo con Raymundo Canché, quien en aquel entonces era subprocurador en la Zona Norte”.

LAS AMENAZAS DE MARYBEL

En este último testimonio, Rocío Mendoza Estrada narró que Marybel Villegas “tenía el cinismo de presentarse en mi casa a amenazarme y a decirles a mis hijos que eran unos muertos de hambre e hijos de puta, bastardos, cuando ellos eran unos niños y no entendían lo que pasaba. Hago público esto”, mencionó en 2012, “y no me importa que digan, igual que dijeron cuando lo hice anteriormente, de que buscaba los reflectores porque sí, de alguna manera sí, porque si la autoridad no hizo nada, si la autoridad los ha solapado, entonces yo seguiré haciéndolo público”.

La última vez que Rocío acudió a la justicia fue en 2016, pues 10 años después de que fue golpeada aún no recibía manutención del padre de sus hijos, su agresor. En el Juzgado 9 Familiar del Distrito Federal,fue publicado en Exhortos el expediente 1019/2016. El proceso inició el 10 de junio de ese año y hasta la fecha había dos notificaciones acumuladas, a las que Jorge Parra Moguel no había respondido.

3 COMENTARIOS

Comments are closed.