Playa del Carmen.- Con el respaldo del ex presidente municipal Marciano Toledo Sánchez, el senador suplente Alejandro Rojas Díaz Durán, virtual candidato a dirigir Morena, ya cuenta con una casa de gestión en esta ciudad, aunque se ausentó a la inauguración de la misma, por deber acudir a una reunión en la Ciudad de México.

La nueva casa de gestión está ubicada en uno de los muchos locales de “Chano” Toledo, éste en la avenida 30, casi esquina con CTM. Según explicó el propietario del lugar, él se lo rentó a César Lagunas, quien representa al senador en la entidad.

Enlazado vía telefónica, Díaz Durán, quien es suplente de Ricardo Monreal, explicó que fue convocado de último momento a una reunión con el dirigente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, y los otros tres virtuales candidatos a presidente nacional, para acordar la convocatoria, requisitos de elegibilidad y metodología de las encuestas, razón por la que ya no pudo viajar a Quintana Roo.

Con esta, ya son varios los eventos o convocatorias realizados localmente por el grupo que apoya a este candidato, incluido al propio “Chano” Toledo y a la ex regidora Norma Ríos, quienes han sido alejados del partido.

Toledo Sánchez declaró que Morena había sido “secuestrado” por un grupo que buscaba su propio interés, desplazando a quienes trabajaron en este partido desde antes de su creación, y que siempre han respaldado al hoy presidente de la República.

“Él (Díaz Durán) quiere dar una sacudida completa a todo lo que se ha percibido como mala acción, para ser congruente con lo que el presidente pide y hace”, añadió.

Como en muchas otras ocasiones, “Chano” criticó al actual gobierno municipal, al que tachó de “nefasto”, por no avanzar en pendientes como Aguakán, cuya concesión actualmente en litigio, ni revocar los parquímetros aprobados por la exedil Cristina Torres Gómez.

Incluso afirmó que este candidato a dirigente, aunque es de Ciudad de México, los respaldaría en la solicitud de una revocación de mandato.

El activista también indicó que debe frenarse el intento de la empresa Sac Tun (antes Calica) para cambiar el uso de suelo en predios aledaños a sus terrenos (y que también colindan con los del propio Marciano Toledo), afirmando que anteriormente se habló de que pagarían 50 millones de dólares para lograr esto.

Alegó, incorrectamente, que la empresa matriz, la estadounidense Vulcan Materials tiene al presidente de ese país, Donald Trump, como socio, cuando se trata de su secretaria de Transporte, Elaine Chao, quien fue accionista y estuvo en la mesa directiva de esta empresa.