Playa del Carmen.- Un agente de la Policía Estatal, que circulaba en la patrulla 10003, perdió el control de su vehículo, chocando a un automóvil compacto, el que fue sacado de la carretera federal 307, a altura de Punta Maroma, quedando internado en la selva. Dos personas resultaron lesionadas.

Patrulla protagoniza aparatoso choque en Punta Maroma

Todavía se ignoran los motivos por el que la patrulla se salió de control, cuando circulaba por el carril de alta velocidad, pero se estrelló directamente contra la guarnición central, dando el conductor un “volantazo”, que hizo que girara y que colisionara a un Nissan March que iba por el carril de baja. Ambos vehículos fueron proyectados fuera de la cinta asfáltica, quedando internados en la maleza.

Usan ‘quijadas de la vida’

El policía estatal resultó con heridas leves, pero los dos ciudadanos que iban en el automóvil compacto quedaron con lesiones de consideración. El conductor, de hecho, quedó atrapado entre los fierros, por lo que bomberos tuvieron que usar las “quijadas de la vida” para forzar la puerta y sacarlo a salvo.

Al lugar ya llegó la Fiscalía General del Estado para investigar lo ocurrido.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios