Emma & Elissa se roban calle que daría a la playa

Aprovechando un problema entre el desaparecido Instituto de la Vivienda de Quintana Roo (INVIQROO), que a la postre pasó a ser el Infovir, y el terrateniente Francisco Rangel Castelazo (supuesto propietario de los predios de la colonia Luis Donaldo Colosio), el Condominio Emma & Elissa saca ganancia del río revuelto y se adueña de la calle 42 para desarrollar su proyecto condominal.

Además de enfrentar un litigio por esta propiedad, y ofertar los departamentos en lo que podría ser un fraude; ahora se encuentra en un conflicto con el Ayuntamiento por la posesión de esta arteria que se ubica entre las calles Flamingos y Albatros de la colonia Las Brisas.

La existencia de esta vialidad, está reconocida en el Programa de Desarrollo Urbano (PDU) que está vigente. Lo extraño es que la zona, anteriormente conocida como Chunzubul, y que el INVIQROO fraccionó como parte de los terrenos que entregó en la colonia Zazil Ha y que, al paso del tiempo, terminaron por renombrar Las Brisas.

Cabe mencionar que esta situación salió al descubierto cuando se denunció públicamente que el desarrollador de este condominio devastó una zona de mangle en el 2016, y que le valió un procedimiento administrativo por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

La historia de este conflicto se remonta al periodo en que el gobierno de Mario Villanueva Madrid, a través del INVIQROO regularizó los terrenos de la colonia Zazil Ha y también creó la colonia Nicte Ha.

Pero, de acuerdo al entonces subdelegado del INVIQROO, Raúl Méndez Briseño, cuando comenzaron los trabajos de los topografos, la gente de Rangel Castelazo, machete en mano, corrió al personal del Estado e iniciaron el juicio.

“El gobierno del Estado envía sus representantes y Rangel Castelazo envío a Raúl Revilla Iracheta, de mucha experiencia”, platica, “el delegado del INVIQROO en Cozumel, Fausto Leonel Villanueva recorre los predios Chemzubul y Chunzubul; y en medio de los predios Rangel crea un rancho con todo y ganado, cuando llegaron los peritos a verificar… al final no se hizo nada y en la premura de entregar los predios, se hizo a la carrera, y se hizo vertical hacia la playa”.

Originalmente, el trazo de las calles estaba de este a oeste, pero ante esta situación legal, el Gobierno del Estado comenzó a entregar los lotes y modificó la forma de la colonia Zazil Ha, “y surgió la problemática de que no había calles, la ultima avenida, estaba en cuchilla y dos manzanas no tenían calle de acceso”, refiere Méndez Briseño.

Posteriormente, los ciudadanos de origen extranjero Avi Ushdi, Eyal Ushdi Cohen e Isaac Esquenazi compran al Instituto de Fomento a la Vivienda (Infovir) los lotes de esta calle 42 entre las calles Flamingos y Albatros y que se encuentran en el Registro Público de la Propiedad con los numerales 16065 y 71711.

En la administración de Mauricio Góngora Escalante, se detecta la doble inscripción en el Registro Público de la Propiedad que derivó en el conflicto judicial que a la fecha continúa.

En tanto, el condominio se desarrolla, pero no respeta ni el trazo de la calle, lo que provoca un daño al patrimonio municipal.

El 1 de agosto del 2021, hay que observar, vence la licencia de construcción otorgada en el gobierno de Cristina Torres, por lo que corresponderá al actual gobierno, de Laura Beristaín Navarrete decidir sí concede una ampliación de dicha licencia o la revoca, o en su caso, reclama la arteria en cuestión y que se puede apreciar hasta tiene la nomenclatura que señala el sentido en el que deben circular los vehículos.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios