Exhibe Cristina Torres corruptelas de Beristain en debate

349

Playa del Carmen, Quintana Roo.- Ni Martín de la Cruz, candidato del PRI, PANAL y PVEM, ni la abanderada de la rota alianza “Juntos haremos historia”, Laura Beristain Navarrete, pudieron contra las propuestas de Cristina Torres Gómez, candidata de la coalición “Por Quintana Roo al frente”, quien expuso las corruptelas de Beristain Navarrete en el debate celebrado esta noche en las instalaciones del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y organizado por el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo).

Sola en el ruedo

Tres rubros se trataron en este debate, de los cuales brillaron por su ausencia principalmente las propuestas de los candidatos Martín de la Cruz y Laura Beristain, el primero, en un guión somero que con trabajos sabía leer y la segunda, temerosa de alejarse del telepronter, dominada en muchas ocasiones por su histeria, que la hacía desobedecer y salirse de los tiempos establecidos por el cronómetro.

En contraste, Cristina Torres se llevó la noche y el debate, al enfrentarse a “discos rayados”, en lugar de candidatos serios, que no estaban preparados y la peor: una Laura Beristain, que se salía de sus cabales en un histrionismo enfermizo.

Cristina Torres fue la única que habló de frente, sin discursos. Sorprendió Luis Roldán y se posicionó como segundo mejor debatiente, seguido finalmente por Martín de la Cruz y visiblemente desubicada Laura Beristain.

Le recuerdan su calaña a Beristain

Destacan los argumentos de Torres Gómez, de PAN-PRD-MC, quien supo sacar ventaja de su experiencia y contrarrestó a la abandera de la coalición “Juntos haremos historia“,  pues después de ser atacada por Beristain Návarrete, rápidamente le recordó su pasado como regidora con Mauricio Góngora, cuando, aseguro, su familia obtuvo cinco millones de pesos a través de su asociación Caracol Marino, predio donde ahora existe un hotel construido con recursos de origen desconocido.

Por ello, la retó a que presente su 3 de 3, pero el actual, no el que subió hace dos años cuando era candidata a diputada. Posteriormente, brindó una liga de Internet que contenía el detalle de los pagos hechos por el gobierno de Góngora Escalante al dudoso proyecto “altruista” de Beristain Navarrete.

Ninguna de las acusaciones de la candidata “impuesta” de Morena, como acertadamente caracterizó Luis Roldán, dio en el blanco. A su reclamo por Aguakan, Cristina Torres mostró que ya inició el proceso de revocación de concesión, por la vía legal, para que no le cueste al contribuyente, contrastando su acción real con las palabras vacías de Beristain Navarrete, que aunque habla de Aguakan, quedó exhibida al mostrarse su firma en el acta de cabildo que llevó a su privatización, además de todas las sesiones posteriores en la que jamás expresó su oposición a esta medida tomada por Góngora a espaldas del pueblo.

Beristain se quejó de la inseguridad actual y casi desvariando, aseveró audazmente que “violadores protegen a la presidenta municipal”; también prometió IMSS para los policías y otros beneficios. La candidata del Frente contestó con extrañeza que parece que su contrincante ignora que ya se les brinda Imss a los uniformados, además de un seguro de vida por hasta un millón de pesos. También criticó que la ahora candidata nada hizo como regidora en el tema de inseguridad, mal heredado de aquella administración, que dejó sólo seis patrullas, fuerza que en menos de año y medio se incrementó a 160 vehículos.

En lugar de palabras, Cristina se remitió a los hechos, recordando las obras, que todos pueden constatar, como nuevas calles y avenidas, después de varias administraciones de estar congeladas. También aseguró que se hará un aeropuerto en Puerto Aventuras, otorgarán más créditos a la palabra, para no depender de dádivas como antes, entre otras propuestas.


Luis Roldán Carrillo también mencionó el hotel de los hermanos Beristain, además de denunciar la “imposición y oportunismo” de la dirigencia de Morena en Solidaridad, que sacaron a una candidata salida del PRD, aunque principalmente se enfocó en las propuestas de Encuentro Social, como mayor inversión en educación y capacitación, y en exaltar la figura de Andrés Manuel López Obrador, que, recalcó, es el candidato a la presidencia por su partido.

Por otra parte, Martín de la Cruz Gómez, notoriamente nervioso, fue el único que no interactuó con sus contrincantes, centrándose en sus eternas promesas y generalidades como “gobernar bien” y “no robar” como propuestas de gobierno.