Policía municipal salva la vida de los vecinos del suicida en Villas del Sol arriesgando la propia

PLAYA DEL CARMEN.- A seis días de distancia, los vecinos de la cerrada Ostreros en el Fraccionamiento Villas del Sol, aun no pueden regresar a su casa y se ven obligados también a pedir favores para poder pernoctar junto con sus familias en casas de amigos o familiares; todo esto como resultado de una mala decisión de un sujeto trastornado que permanece en el hospital en estado de “coma”.

Las consecuencias de haber abierto las llaves del gas para luego provocar que detonara, generó daño estructural a por los menos seis viviendas, las cuales tuvieron que ser desalojadas para esperar el diagnóstico de Protección Civil.

Ese fatídico 6 de enero, un vecino agobiado por su infortunio, comenzó a tener alucinaciones sobre extraños que querrían entrar en su casa a robar. Lo cierto es que no había nadie en pos de su puerta y que su soledad le estaría jugando una mala pasada.
Luego de abrir las llaves del gas y proferir amenazas, el descontrolado sujeto decidió hacer estallar su departamento y junto con éste, generar daño estructural a más de 5 viviendas alrededor.

QUINTA FUERZA REALIZÓ UN RECORRIDO

En una transmisión en vivo, los vecinos de la privada Ostreros que fueron desalojados luego del daño estructural que registraran sus viviendas, narraron para nuestros seguidores la forma en que se generaron los hechos.

Recordaron cómo un policía municipal acudió al llamado que hicieran los vecinos por los gritos y la fuga de gas y, al darse cuenta del peligro inminente, conminó a todos a salir de sus viviendas; muy a tiempo porque, minutos después de que los vecinos estuvieran en la calle, el perturbado vecino hizo estallar el gas.

 

Durante la transmisión que compartimos con nuestros seguidores, nos acercamos al departamento del sujeto que, a l parecer, resultado de su comportamiento errático, fue abandonado por su familia y desde entonces su situación emocional empeoró.

A decir de nuestro entrevistado, se trataba de un sujeto parco, poco sociable, que apenas y respondía el saludo de sus vecinos; que no se integraba a la convivencia y permanecía encerrado.

Durante el recorrido nos encontramos con varios aparatos de ejercicio en el departamento de quien al final decidiera auto-inmolarse.

¿Podría tratarse de una persona que experimentara con esteroides anabólicos?, esa será una pregunta que sólo los médicos que le atendieron podrían responder; en el departamento, sólo la caminadora y las pesas serían el mudo testigo del reducto de la actividad del “hombre bomba”.

Afectados, en la calle

Sin embargo, lo más grave lo padecen los vecinos del suicida, pues una vez que, a simple vista se evidenció daño estructural en el edificio de departamentos, se les pidió dejar todas sus cosas en sus hogares y desplazarse.

De la noche a la mañana, familias que vivían modestamente en ese edificio, tuvieron que buscar un lugar alterno para llegar a pedir asilo.

A seis días de distancia, han visitado a la Dirección de Protección Civil en donde les han dicho que está casi concluido el estudio estructural, para luego hacerle entrega al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), a fin de que éste, determine cuál será la estrategia a seguir, a fin de que recuperen sus viviendas.

“Ni modo de pedirle al sujeto ese que se haga responsable, está en coma en el hospital”. Esas fueron las palabras de lamentación de uno de los entrevistados quien detalló que, por el momento, no tienen otra opción que esperar a que termine el dictamen y el Infonavit les diga lo que va a pasar con sus viviendas.