Por qué “Arthuro”, dejó una huella imborrable en Tlacuatitlán, Lugar de los Tlacuaches

87
Por qué
Por qué "Arthuro", dejó una huella imborrable en Tlacuatitlán, Lugar de los Tlacuaches

Puerto Morelos, Quintana Roo.-En Quintana Roo existen ejemplares personas dedicadas a salvaguardar la flora y fauna del estado, que sufre a causa de la irresponsabilidad humana, pero no todo es miel sobre hojuelas, a diario hay casos como el de “Arthuro”, una víctima de la maldad de nuestra especie, que dejó una huella imborrable para la fundadora de Tlacuatitlán, El lugar de los Tlacuaches.

“En un día como hoy pero de hace 4 años, recibí un llamado de ayuda para un Tlacuache que estaba tirado en la lluvia; en ese momento yo estaba dando clases, pero terminaba en una hora. La persona que llamó me lo llevó hasta mi trabajo, mi sorpresa fue que estaba mojado hipotérmico y con las heridas del machete que le habían roto el cráneo, la columna, la cola; fue un dolor terrible”, relató Claudia Martínez.

La activista se fue de inmediato a la clínica veternianria Planned Pethood desde Cancún. “En la carretera iba tratando de entender el por qué. ¿Cuánto daño que te puede hacer un animal para dejarlo así? Hay días que no puedo evitar las lágrimas y ese fue uno de ellos, iba en carretera y una patrulla de Policía Federal me hizo seña de que me orillara, hice lo que solicitó…”, prosiguió en su texto la fundadora de Tlacuatitlán.

“Al acercarse a pedirme licencia me vio los ojos llorosos y me dijo: ‘¿Se encuentra bien? ¿Para donde se dirige?’ Le respondí: ‘no estoy bien y voy al hospital veterinario con una urgencia’. El oficial me preguntó si podía manejar y si llevaba a mi mascota. Le dije que sÍ podía y no era una mascota …lo tenía en el asiento de copiloto cubierto por la hipotermia, cuando se lo mostré le dije: ‘necesita dejar de sufrir esto'”, prosiguió.

Ella nos muestra el grado de el sufrimiento por una reacción del policía: Cuando lo vio, su cara de dolor al mirarlo me sorprendió, y me dijo: ‘¿Qué daño puede hacer este animalito?… Siga su camino, con cuidado y suerte’. Si un oficial de Policía se impactó, imagínate los que pudimos verlo. Por eso Arthuro me dejó una huella imborrable”.

Por eso y mucho más, ser un animalista no es un trabajo fácil.